La producción “Inocente”, una historia de superación de una adolescente hispana, se hizo hoy con el Óscar en la categoría de mejor cortometraje documental en la 85 edición de estos premios de la Academia de Hollywood.

“Inocente” es una historia de superación personal de una adolescente del mismo nombre que aspira a ser artista mientras vagabundea por las calles de San Diego.

La joven es una inmigrante indocumentada que ha sobrevivido a una infancia de malos tratos y cuyas experiencias fueron captadas por las cámaras de Sean Fine y Andrea Nix y el resultado logró una candidatura como mejor cortometraje documental para los Óscar.

Fine y Nix ya habían conseguido una candidatura al mejor documental en 2008 gracias a su filme “War Dance”.

Inocente pasó  a desfilar alfombra roja de los premios de la Academia derrotando a las favoritas “Open Heart” y “Mondays At Racine”.