Greg Plitt era un ícono del fitness, actor, y modelo. Su cuerpo, totalmente trabajado, lo había llevado incluso a Hollywood: apareció en películas como ‘Terminator Salvation’ y ‘Watchmen’, en programas de reality y hasta en el video musical ‘Seduction’, de Thalía. Pero el sábado pasado murió atropellado por un tren mientras filmaba una publicidad de proteínas en Los Ángeles.

Greg, quien también era instructor de fitness, fue imagen de Calvin Klein y participó en el reality ‘Work out’. Compartió pantalla con Silvester Stallone y Robert De Niro, y a partir de esta semana aparece en el reality ‘Friends to lovers’, de estreno en Estados Unido.

Tenía 37 años y era un referente en el mundo del fitness. Su muerte se produjo mientras grababa la publicidad en medio de las vías de un ferrocarril, un lugar que estaba prohíbido para hacer filmaciones por su peligrosidad. Según los testigos, el hombre se resbaló hacia el tren y fue atropellado. El sargento Scott Meadows del Departamento de Policía de Burbank aseguró que “no fue un suicidio”.

El instructor también modeló para reconocidas marcas como Calvin Klein, Under Armour, Old Navy Jeans, y fue tapa en las revistas Maxim, American Health & Fitness, entre otras. Además fue uno de los pioneros en hacer videos deportivos con entrenamientos diferentes y subirlos a Internet para motivar a la gente a realizar actividad física.