Santiago de Chile, 8 abr (EFE).- El histórico grupo musical Quilapayún celebrará en Chile el próximo 25 de abril sus 50 años de trayectoria con un concierto gratuito en la Plaza de la Constitución, frente a la sede presidencial, informó hoy la banda.

«Cuando tu cumples 50 años es como los matrimonios, se reúnen, recuerdan y marcan ese momento con algo especial, que para nosotros es este concierto», dijo a Efe el líder y uno de los fundadores de Quilapayún, Eduardo Carrasco.

En el homenaje también participará el músico de la banda chilena Los Tres Álvaro Henríquez, el comediante «Palta» Meléndez y el cantante Manuel García, actuaciones que serán acompañadas de una apuesta audiovisual con pantallas gigantes que mostrarán momentos de la historia de Quilapayún.

Los detalles de este gran concierto fueron anunciados hoy por algunos integrantes de la banda y la ministra de Cultura, Claudia Barattini, quien destacó la importancia de la celebración de «una agrupación musical tan emblemática en la historia musical y de la cultura e historia política de este país», sostuvo la ministra.

Quilapayún se formó en los años 60′ inspirados por sonidos andinos, con fuerte contenido social de la época y que se consolidó durante el Gobierno de Salvador Allende (1973), cuando fueron nombrados embajadores culturales, tras lo que realizaron giras por Europa y obtuvieron gran éxito en Argentina y Uruguay.

Cuando la banda se encontraba de gira por Europa ocurrió en Chile el golpe militar liderado por Augusto Pinochet, quien instauró una dictadura en el país entre 1973 y 1990, lo que obligó a los miembros de Quilapayún a convertirse en exiliados.

Desde ese entonces y por varias décadas simbolizaron la resistencia a la dictadura chilena en diferentes países de Europa, y hasta ahora se mantienen vigentes siendo una de las agrupaciones más representativas de la llamada Nueva Canción Chilena.

Uno de los momentos más significativos de la carrera musical de Quilapayún se produjo con la incorporación como director artístico del músico Víctor Jara, torturado y asesinado por los aparatos represores de la dictadura el 16 de septiembre de 1973.

Jara definió la tradicional puesta escénica e interpretativa de la banda, que incorpora sus característicos ponchos negros y que hasta hoy mantienen simbolizando el luto por la muerte del cantautor, que recibió 44 balazos y sus manos fueron destrozadas por las culatas de los fusiles.

Para celebrar sus 50 años de trayectoria, los músicos también harán una gira por todo Chile, incluyendo la realización de espectáculos en los barrios más populares en agosto próximo en la capital, y conciertos en España, Ecuador y Colombia.

Los interpretes de «El pueblo unido jamás será vencido» y de la «Cantata Santa María de Iquique», grabada en 1970, se presentarán en el concierto frente al Palacio de La Moneda (sede del Ejecutivo), con casi la totalidad de sus integrantes, algunos de los cuales viajarán desde Francia, donde residen, para acompañarlos en este homenaje.

«Esperamos contar con la participación de los fundadores Julio Numhauser, Julio Carrasco y nuestros compañeros de París. Asimismo, contaremos con una propuesta audiovisual y teatral. Queremos que todo esto dé como resultado un nuevo encuentro con el público de Santiago», destacó Eduardo Carrasco.