El grupo de música regional mexicana Bronco presentó su álbum “Primera Fila” después de nueve años de ausencia, así como a tres nuevos miembros de la banda, el baterista Javier Cantú y los hermanos José y René Esparza, el primero en la guitarra y el segundo en el bajo.

Bronco, cuyos inicios se remontan a 1979 en Apodaca, ciudad del norteño estado de Nuevo León, presentó en rueda de prensa su álbum en directo, convirtiéndose así en el primer grupo de música regional mexicana en lanzar un CD de estas características.

La formación musical volvió a los escenarios mexicanos hace dos semanas en el Festival Vive Latino 2017 y, según el veterano vocalista y bajista del grupo, Lupe Esparza, el concierto resultó una comunión con “los rockeros”, pese a que al principio del espectáculo tenían “cierta incertidumbre”.

“El público de corazón rockero nos dio confianza y nos hizo pensar que Bronco sigue vivo y sigue galopando”, comentó.

Además del álbum, que incluye 19 canciones, entre ellas cinco colaboraciones con artistas como Julieta Venegas y tres piezas nuevas, incluida “Impotente”, Bronco presentó a René y José Esparza, hijos del cantante del grupo, y al baterista Javier Cancún, que reemplaza al mítico y fallecido “Choche”.

En la grabación del álbum también participaron el cantautor mexicano Cristian Castro, el compositor León Larregui, el dúo argentino de rock, rap, hip-hop, funk y soul Illya Kuryaki & the Valderramas y la banda de música para niños LemonGrass, consiguiendo así una mezcla artística explosiva.