Tras permanecer aislada en su residencia en Boca Ratón, Estados Unidos, luego de su concierto el lunes en la ciudad británica de Manchester, donde un atentado dejó 22 muertos y 59 heridos, Ariana Grande volverá a pisar un escenario más pronto de lo que imaginamos.

La artista de 23 años, quien salió ilesa del ataque, había anunciado la suspensión parcial de su tour, lo que ha afectado, entre otros, a los dos conciertos que iba a ofrecer esta semana en Londres.

“Estoy destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, expresó la joven cantante mientras se conocía que había viajado a Florida para estar con su familia.

No obstante, según la web oficial de la cantante, la gira se reemprenderá el próximo día 7 de junio en París y antes de su concierto en Barcelona actuará también el día 9 en la ciudad francesa de Lyon y el día 11 en Lisboa. Poco después del atentado, que se produjo cuando la multitud salía del pabellón Manchester Arena, la cantante se declaró “rota” y “sin palabras” en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, una fuente cercana a la estrella del pop dijo a la revista People que Ariana “ama a sus fans y está absolutamente devastada… Ella no puede creer que esto sucedió, solo quiere estar con su familia y seres queridos ahora mismo”.

Las víctimas del ataque identificadas hasta ahora incluyen a Saffie Rose Roussos, de 8 años, la más joven de las personas fallecidas por la explosión que reivindicó el grupo terrorista Estado Islámico. Muchos adolescentes están en la lista de víctimas.

Ahora, según trascendió, la artista decidió pagar el funeral de los fallecidos. El gesto de enorme solidaridad para con las familias de las víctimas fue revelado por el sitio de fans de Ariana Grande.

Se desconoce hasta el momento si los afectados aceptarán la oferta de la estadounidense.

Cantantes como Justin Bieber, Rohanna, Katy Perry, Taylor Swift, Demi Lovato, Selena Goméz y latinos como Maluma brindaron apoyo a ella y a las víctimas, por medio de sus redes sociales.

“Estos son niños inocentes vulnerables”, tuiteó Rihanna. “Podría haber sido cualquiera de nosotros”.