Río de Janeiro, 4 may (EFE).- El Gremio brasileño viajó a Argentina con todos sus titulares y sólo una duda en la alineación para el partido del jueves con el Rosario Central por una plaza en los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El Gremio, que cayó por 0-1 en el partido de ida la semana pasada en Porto Alegre, necesita de una victoria por más de un gol de diferencia para avanzar.

El club viajó con 23 jugadores, incluyendo sus titulares, entre los que destaca el goleador ecuatoriano Miller Bolaños.

La única duda del técnico Roger Machado es quién ocupará la lateral izquierda.

Marcelo Oliveira, que venía jugando en la posición, ha recibido críticas por su bajo rendimiento en los últimos partidos y Machado probó al juvenil Marcelo Hermes en su lugar en el entrenamiento de este martes en Porto Alegre pero sin confirmar el cambio.

El zaguero Pedro Geromel, que volvió a los entrenamientos tras haber sido dado de baja por sarampión, fue incluido en la delegación y puede ser el gran refuerzo en el partido con el Central.

El único jugador entre los más habituales que no viajó a Rosario fue el lateral derecho Wallace Oliveira, que sufrió una lesión en el tobillo derecho en el entrenamiento del domingo.

Machado tiene disponibles a sus once titulares por lo que cualquier cambio será una opción táctica.

El técnico pidió a sus jugadores entrenar ante la posibilidad de que la serie tenga que dirimirse en una tanda de penaltis.

La posible alineación del Gremio en Rosario es la siguiente: Marcelo Grohe; Ramiro, Geromel, Fred, Marcelo Hermes o Marcelo Oliveira; Walace, Maicon, Giuliano, Douglas, Luan; y Miller Bolaños.