Decenas de personas participan en una movilización en contra de la postergación del censo de población en Santa Cruz (Bolivia). Foto de archivo. EFE/ Juan Carlos Torrejón

La Paz, 5 oct (EFE).- El Gobierno boliviano reiteró este miércoles el llamado a los líderes de Santa Cruz, motor económico del país y bastión de la oposición, para que participen en una reunión técnica para que expongan sus demandas para que el censo de población se realice el próximo año y no en 2024 como lo definió el Ejecutivo.

En una rueda de prensa el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, habló de la necesidad de “analizar técnicamente” la posición cruceña y que sus representantes “puedan reflexionar, venir (a La Paz) y explicar su propuesta”.

La anterior semana, el Gobierno del presidente Luis Arce invitó a la comisión técnica de Santa Cruz a una reunión fijada para el próximo martes en La Paz para discutir la propuesta regional de que la consulta censal se realice el próximo año.

Sin embargo, el cabildo cruceño del pasado viernes, que aglutinó a los principales sectores cívicos de oposición, ratificó su posición para que el censo sea el próximo año e ir a una huelga “indefinida” desde el 22 de octubre en caso de que el Gobierno no atienda su demanda.

Al respecto, el ministro dijo que el cabildo de Santa Cruz fue “un acto democrático” pero que a pesar de eso el proceso censal “involucra a todos los departamentos” y no exclusivamente “a una u otra región”.

Por su lado, la Comisión Interinstitucional Impulsora del Censo de Santa Cruz anunció en la víspera que su equipo técnico “no participará en la convocatoria” del Gobierno y que solamente lo hará en caso de que se anule el decreto que dicta la realización de la consulta en 2024.

El ministro hizo hincapié en que “un escenario de diálogo tiene que darse sin condicionamientos” y que la convocatoria en La Paz es “eminentemente técnica”.

Cusicanqui mencionó que ahora el Instituto Nacional de Estadística (INE) inició una nueva socialización del proceso censal que tiene como objetivo informar sobre los avances de esta tarea en los nueve departamentos del país.

El INE reportó avances en el diseño de las planimetrías de las capitales de departamentos, las ciudades intermedias y las poblaciones dispersas rurales junto a un procedimiento para hacer ajustes a la boleta censal.

En julio pasado el Gobierno anunció la postergación para mayo o junio de 2024 del censo previsto para noviembre de ese año bajo el argumento de algunos problemas técnicos en el proceso de la consulta.

Santa Cruz, la región más poblada del país, es la más interesada en la realización del censo ya que de este depende la distribución de recursos y la asignación de representación política en el Parlamento.

Los líderes cruceños consideran que la postergación responde a un cálculo político del Gobierno para que los datos de la consulta no se apliquen en 2025, año de elecciones generales, mientras que el Ejecutivo habló de la necesidad de “despolitizar” el proceso censal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *