Oscar Laborde, embajador de Argentina ante Venezuela, en una fotografía de archivo. EFE/Federico Anfitti

Caracas, 12 ago (EFE).- El embajador de Argentina ante Venezuela, Oscar Laborde, rechazó este viernes los “agravios inadecuados e inoportunos” contra el presidente de su país, Alberto Fernández, expresados por diputados venezolanos, quienes denuncian el “secuestro” del avión retenido en esa nación desde junio por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

Estos “agravios”, aseguró Laborde en su cuenta de Twitter, “dificultan el fortalecimiento de las relaciones bilaterales”, degradadas durante el Gobierno del expresidente Mauricio Macri y reanudadas tras las recientes designaciones, por parte de ambos países, de sus representantes diplomáticos.

Laborde recibió este jueves a una delegación de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela que entregó un acuerdo aprobado el martes por el Legislativo, en el que denuncia el “secuestro” del avión y de su tripulación -5 iraníes y 14 venezolanos-, así como la “intención” de Estados Unidos de “apropiarse ilegalmente” de la aeronave.

El embajador argentino señaló que, durante el “transcurso de una reunión sincera”, le reprochó “duramente al presidente de la comitiva, diputado (oficialista) Pedro Carreño, sus agravios inadecuados e inoportunos” hacia Fernández.

Esto, agregó, también dificulta el “proceso de integración que la patria grande necesita”.

El presidente del Parlamento venezolano, Jorge Rodríguez, criticó al mandatario argentino por su actuación en este caso y aseguró que el poder judicial en ese país no es autónomo, sino que depende de la embajada de los Estados Unidos.

El pasado 2 de agosto, el Departamento de Justicia de EE.UU. solicitó a Argentina que le permita confiscar la aeronave al alegar que está sujeta a sanciones, puesto que su transferencia por parte de la empresa iraní Mahan Air a Emtrasur, filial de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, viola las leyes de exportación de la nación norteamericana.

Este jueves, un juez de Argentina autorizó que el avión, retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, fuera requisado por representantes del FBI y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El Gobierno argentino consideró ayer que las críticas del Ejecutivo de Venezuela por el avión “no implica un incidente diplomático”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *