Foto de archivo de un ataque aéreo israelí sobre la ciudad de Gaza. EFE/EPA/HAITHAM IMAD
Foto de archivo de un ataque aéreo israelí sobre la ciudad de Gaza. EFE/EPA/HAITHAM IMAD

Jerusalén, 19 nov (EFE).- El Ejército israelí aseguró hoy haber destruido varias viviendas de alto cargos del del grupo islamista Hamás en la ciudad de Gaza, donde llevaron a cabo redadas en los barrios residenciales de Sheij Ijlin y Rimal para identificar "infraestructura terrorista".

"Incrustadas en el barrio de Rimal se encuentran las residencias de altos cargos de Hamás, que tomaron el control de los edificios de la zona para realizar y dirigir actividades terroristas", explicó el Ejército, que difundió un vídeo donde se ve a los soldados atacando varias viviendas en ese barrio.

El Ejército indicó que en la operación se localizaron unos 35 pozos de túneles subterráneos, un "gran número" de armas y "se eliminó a varios terroristas".

"Soldados de la Brigada de Paracaidistas, junto con el Cuerpo Blindado, el Cuerpo de Ingeniería y la Fuerza Aérea de Israel, operaron en las áreas de Sheikh Ijlin y Rimal para identificar y destruir la infraestructura y los activos de Hamás", informó un comunicado castrense.

También operaron en una base militar de Hamás perteneciente a la unidad de inteligencia de la organización, donde se hallaron "depósitos de municiones y siete lanzacohetes".

Además, el Ejército israelí atacó de madrugada "muchos" objetivos del grupo islamista en las ciudades de Yabalia, Beit Lahia y el barrio de Zaytun, en la ciudad de Gaza, en la parte norte de la franja, antes de avanzar en su ofensiva hacia el sur del enclave palestino.

Los continuos combates han elevado la cifra de palestinos muertos en Gaza a más de 12.300, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, que estima sin embargo que debido a los miles que se encuentran bajo los escombros, la cifra de fallecidos supera ya los 16.000.

En las filas israelíes, la ofensiva terrestre dentro de Gaza que comenzó hace tres semanas ha causado 59 bajas.

La guerra comenzó el pasado 7 de octubre, con un ataque de Hamás en suelo israelí que dejó más 1.200 muertos -unos 350 uniformados- y más de 240 secuestrados, que todavía están cautivos en la franja. Las tropas israelíes ya han recuperado los cuerpos de al menos dos rehenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *