Niños yemeníes pasan entre las casas en una aldea remota, en la frontera con Arabia Saudita, en medio de una tregua nacional en la provincia norteña de Saada, Yemen. EFE/EPA/YAHYA ARHAB

Yeda (Arabia Saudí), 15 jul (EFE).- Estados Unidos y Arabia Saudí trabajarán para lograr una extensión de la tregua en el Yemen que lleva ya más de tres meses en vigor y expira a principios de agosto, aseguró hoy el presidente estadounidense, Joe Biden, tras reunirse con el rey saudí, Salmán bin Abdulaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

“Acordamos trabajar juntos para profundizar y extender la tregua en el Yemen (…) Lleva más de tres meses y ha resultado en el periodo más pacífico en el Yemen en siete años”, aseguró el mandatario en una comparecencia ante los medios en la ciudad saudí de Yeda, donde tuvo lugar el encuentro.

“También acordamos buscar un proceso diplomático para lograr un acuerdo más amplio en el Yemen y los líderes saudíes se han comprometido igualmente a seguir facilitando la distribución de alimentos y bienes humanitarios entre civiles”, añadió.

Además, concluyó que, como parte de lo conversado sobre el conflicto yemení, habían hablado sobre “las necesidades de seguridad de Arabia Saudí para defender el reino, dadas las muy reales amenazas de Irán y sus aliados”.

La guerra en el Yemen, en el que Arabia Saudí interviene desde 2015 al frente de una coalición de varios países en apoyo al Gobierno reconocido internacionalmente frente a los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, es uno de los puntos de descuerdo entre Riad y Washington desde que Biden llegó a la presidencia a principios del año pasado.

Entonces anunció que retiraba su apoyo a las acciones ofensivas de la coalición en ese país, donde la guerra ha causado la que la ONU considera la mayor crisis humanitaria del planeta, lo que supuso una paralización temporal, pendiente de revisión, de la venta de armas estadounidense al reino.

Desde inicios de abril, con Arabia Saudí intentando poner fin al conflicto y salir del atolladero que le ha supuesto, Riad ha apoyado y respetado la tregua, que ya fue prorrogada por dos meses a principios de junio.

El rico país árabe levantó el bloqueo al que sometía a los puertos en poder de los hutíes y al aeropuerto de la capital yemení, Saná, también bajo control de los insurgentes.

Asimismo, Riad prometió apoyar al Consejo de Liderazgo Presidencial yemení, dirigido por Rashad al Alimi, para ayudar a mejorar los servicios básicos y la estabilidad económica con el fin de aliviar el sufrimiento de los yemeníes.

Este apoyo incluye una promesa de proporcionar más de 2.000 millones de dólares para proyectos de desarrollo y apoyo de combustible, además de un depósito conjunto de 2.000 millones de dólares saudíes y emiratíes en el Banco Central del Yemen.

Pese a la tregua, la ONU alertó el pasado lunes de que “la catástrofe humanitaria en el Yemen está a punto de hacerse mucho peor”, dada la crisis económica y el impacto de la guerra en Ucrania.EFE

bpm-fa-ppa/ijm/cd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.