Redacción deportes, 22 abr (EFE).- Alejandro Valverde (Movistar) celebró en la cima del Muro de Huy, tras una subida que al murciano se le da «realmente bien», la tercera victoria en la Flecha Valona, en una edición especialmente dura «por los nervios y las caídas».

«Huy es una subida que se me da realmente bien y sólo puedo estar contento por mi tercera victoria aquí. El día ha sido durísimo, con muchos nervios y muchísimas caídas… hacía tiempo que no recordaba una carrera tan dura, pero después del segundo puesto en la Amstel me siento supercontento», señaló Valverde.

El jefe de filas del Movistar «solo aspiraba a la victoria» y se encontraba con muchas ganar para lograrla, a lo que contribuyó un equipo «que estos días está pletórico».

«Desde el principio hemos tenido todo controlado, ya desde el principio colaborando en el pelotón y luego lanzando a Giovanni Visconti por delante en la fuga. En la subida he entrado muy bien colocado y he decidido marcar el ritmo para no verme cerrado, mantener los ataques controlados y poder tener ese cambio al final», explicó.

Al final, y a falta de 200 metros, Valverde vio «claro que podía ser el vencedor porque mantenía esa posición y sabía que tenía esa chispa para apretar y darlo todo hasta la meta».

Segundo en Amstel y vencedor en la Flecha, Valverde ahora apunta a la Lieja-Bastoña-Lieja del próximo domingo, prueba que ya ha ganado dos veces.

«Es una carrera realmente bonita, quizás la que más me gusta y la que mejor se me adapta de las tres de las Ardenas, y sueño con poder estar delante allí también», dijo.

«Llegaremos con muchas ganas, con mucha ilusión, pero sobre todo con una enorme tranquilidad. Llevamos un ‘segundo’ y un ‘primero’ y eso nos tiene que dar mucha calma para afrontar la Lieja con garantías», concluyó.