Doha, 1 oct EFE).- La atleta holandesa Sifan Hassan, que este año se ha erigido en reina del fondo mundial, se entrena en Estados Unidos bajo la dirección de Alberto Salazar, suspendido cuatro años por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) por facilitar productos prohibidos.

El pasado día 28 de septiembre Hassan prolongó en Doha su impresionante temporada al ganar la medalla de oro en la final de 10.000 metros con un tiempo de 30:17.62, la mejor marca mundial del año, tras lanzar un ataque incontenible en la última vuelta.

Desde que se afincó en los Estados Unidos para trabajar con Salazar, Hassan ha alcanzado un gran nivel en distancias que van desde los 1.500 al medio maratón: récord mundial en 5 km y la milla, récords de Europa en 3.000, 5.000 y medio maratón.

Hassan tiene todavía por delante una nueva prueba en Doha, los 1.500 a partir del jueves, y para el 27 de octubre próximo está anunciada como figura estelar del Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso para atacar el récord mundial, establecido el año pasado en la misma ciudad española por la keniana Joyciline Jepkosgei con un tiempo de 1h04:51.

Salazar, que condujo a la gloria al británico Mo Farah, en la actualidad desvinculado del entrenador estadounidense, comentó el pasado año, con respecto a Sifan Hassan, que estaban trabajando mucho la técnica y la biomecánica de la holandesa, que a su juicio tenía todavía «un gran margen de mejora».

El entrenador estadounidense, director del Nike Oregon Project, fue en su día un destacado fondista y ganó tres veces consecutivas el maratón de Nueva York a partir de 1980.

Además de a Farah y a Sifan Hassan, bajo su dirección han crecido atletas como Matthew Centrowitz, campeón olímpico de 1.500 en Río 2016, y Galen Rupp, subcampeón olímpico de 10.000 metros en Londres 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *