Londres, 6 jul (EFE).- La estadounidense Serena Williams, primera cabeza de serie en Wimbledon, afirmó después de derrotar a su hermana Venus en octavos de final que había jugado “muy bien” y que a veces hay que “ganar a gente con la que no te quieres enfrentar”.

“Creo que he jugado muy bien. Sabía que para ganar a Venus, que es una jugadora que me había ganado tantas veces, tenía que ser muy sólida, hacer pocos errores no forzados y aprovechar mis oportunidades”, explicó Serena en rueda de prensa.

La mayor de las Williams se impuso este lunes en la pista central del All England Tennis Club por un contundente 6-4 y 6-3, en una hora y ocho minutos, para avanzar a los cuartos de final.

“Me divierto jugando, aunque a veces tenga que ganar a gente a la que no quieres hacerlo. Simplemente, trato disfrutarlo”, agregó Serena.

“Hace años las dos soñábamos con venir a Wimbledon, y no solo lo logramos, sino que hemos ganado el torneo cinco veces cada una. Es algo increíble”, indicó.

Diecisiete años después de su primer partido en el circuito profesional, y cuando se cumplen quince años del primer choque en Wimbledon, la menor de las Williams, apenas sufrió ante su hermana, a la que apeó en poco más de una hora del “major” británico.

Cuestionada sobre si esta será la última vez en la que se enfrenten las dos hermanas, puesto que Serena tiene 33 años y Venus 35 años, la ganadora de 20 Grand Slams se mostró “convencida” de que volverán “a tener esta oportunidad”.

“Estoy segura, aunque espero que sea en las últimas rondas de un torneo. Estoy convencida de que volveremos a enfrentarnos”, sostuvo Serena.