Saint Andrews (Escocia, Reino Unido), 17 de julio de 2015 (EFE).- La Royal and Ancient, la institución organizadora de la 144 edición del Abierto británico de golf, ha anunciado la reanudación de la competición en el empapado recorrido de Saint Andrews, Escocia.

El juego se ha reanudado a las diez hora local después de suspenderse mas de tres horas antes debido a las lluvias torrenciales, a las que seguirán durante la tarde y el sábado los fuertes vientos, sin duda una prueba de resistencia para los que logren pasar el corte de la jornada de hoy.

El clima se ha convertido claramente en el principal obstáculo de Saint Andrews, mucho más que sus profundos búnkeres. Centenares de operarios iban achicando el agua con bombas y cepillos para permitir la salida de los primeros grupos, entre los que estaban los españoles Pablo Larrázabal, Rafa Cabrera-Bello y Miguel Ángel Jiménez.

El otro español en Saint Andrews, Sergio García, saldrá con más de tres horas de retraso después de la cinco de la tarde de Escocia, por delante de los favoritos Jordan Spieth y Johnson, que jugarán mientras haya luz, pero probablemente no puedan completar la segunda ronda hasta el sábado, para cuando se anuncian vientos de cerca de 60 kilómetros por hora.