Redacción deportes, 7 mar (EFE).- El irlandés Sam Bennett (Deceuninck Quick Step), maillot verde del Tour 2020, impuso la ley de más fuerte al esprint para estrenar el maillot de líder en la 79 edición de la París Niza disputada a través de 165.8 kilómetros con salida y llegada en Saint-Cyr-L’École.

Bennett, de 30 años, reciente ganador de 2 etapas en el Tour de los UAE, se mostró superior en la llegada masiva y se anotó la primera etapa con un tiempo de 3h.51.39, a una media de 42.9 kms/hora, ganando el duelo entre los gigantes de la velocidad, por delante del francés Arnaud Demare (Groupama) y el excampeón mundial danés Mads Pedersen (Trek).

Era la tercera victoria de Bennett en las carreteras de la París Niza, la segunda a esas horas de la tarde, pues el belga Mauri Vansevenant, compañero del Deceuninck, se había impuesto en el G.P Industria e Artegianato.

Una jornada nerviosa al final, con tremenda lucha por la victoria en Saint-Cyr-L’École, en la que no faltaron las caídas. En una de ellas se tuvo que retirar el australiano Richie Porte (Ineos), uno de los favoritos al triunfo final.

ESCAPADAS CONTROLADAS DE PRINCIPIO A FIN

La primera escapada de la presente edición fue la de un «loco» solitario francés llamado Fabien Doubey (Total Direct), quien abrió camino con permiso para soñar hasta alcanzar una renta de 5 minutos. El Deceuninck Quick Step se hizo cargo de controlar la fuga.

El trabajo de los «lobos» belgas aproximó al grupo al rebelde, pero ante del alcanzarlo saltó a toda mecha el ilustre clasicómano belga y excampeón mundial Philippe Gilbert (Lotto Soudal), llevándose a rueda al italiano Oldani y al francés Anthony Pérez.

Restaba la parte más complicada del recorrido, con la triple subida a la Cota de Senlisse (1.1 kms al 5.5%) y a la Cota de Méridon (1.4 kms al 5.2%).

El grupo de Gilbert abrió 35 segundos de ventaja, pero no fue mucho más lejos por el impulso del Deceuninck, Groupama y Bora, es decir, los hombres de Bennett, Demare y Ackermann.

BENNETT SIGUE EN ESTADO DE GRACIA

Un final a cuchillo una vez neutralizada la última fuga seria del día. Porte se fue al suelo, se levantó y se subió al coche del equipo, abatido.

Groupama tomó el mando del grupo para jugar sus bazas ganadoras con el local Demare, a un ritmo demoledor que iba filtrando a los candidatos a la victoria. El cuadro francés se la jugó de lejos, con varios corredores lanzando a su velocista, pero desde atrás apareció Bennett para ponerse al frente e imponer su poderío.

Este lunes la segunda etapa de «La carrera del sol» llevará al pelotón de Oinville-sur-Montcient a Amilly, con un recorrido de 188 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *