Redacción deportes, 6 oct (EFE).- El piloto español de Fórmula Uno Carlos Sainz (Toro Rosso) reconoció en la rueda de prensa del Gran Premio de Japón que el rendimiento de su monoplaza “cambia cada carrera” y dijo que no está “frustrado” aunque sea “un duro final de temporada”.

“Sabemos que cada carrera nuestro rendimiento cambia mucho y tenemos que mirar cada una”, explicó Sainz al ser preguntado sobre si se sentía frustrado después de cinco carreras sin puntuar después de haberlo hecho en la mayoría de pruebas de la primera mitad de campeonato.

“Yo no hablaría de frustración para describir este duro final de temporada que sufrimos en Toro Rosso. Singapur era nuestra oportunidad, salíamos sextos y teníamos ritmo para luchar con McLaren y Haas (terminó fuera de los puntos por un problema de motor). En Malasia sabíamos que no íbamos a ser tan rápidos”, explicó.

Respecto a la próxima temporada, para la que los cambios normativos provocarán coches más rápidos con neumáticos mas anchos entre otros cambios, Sainz se mostró favorable a que las carreras sean más duras para los pilotos.

“Es un desafío que recibo bien, me gusta, pero hay que tener en cuenta que en carrera la limitación física afecta. Me parece bueno que sea más difícil para los pilotos y creo que es bueno para la Fórmula Uno”, dijo.

Respecto a Suzuka, donde el madrileño lideró el año pasado los primeros entrenamientos libres bajo la lluvia, Sainz dijo que tiene “muy buenos recuerdos” de aquello y se mostró expectante a la posibilidad de que se produzcan precipitaciones este fin de semana.

“Sé que Toro Rosso rinde bien en lluvia y lo recibiría bien. Quizás es algo que esperaba en las últimas cinco carreras. Dicen que hay algo de lluvia para el sábado o el domingo, y aparte de esto creo que es bueno tener condiciones mixtas”, finalizó.