Sepang (Malasia), 27 oct (EFE).- El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) no tuvo más remedio que responder a las preguntas sobre lo sucedido el pasado año en el trazado de Malasia con el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), aunque afirmó que «es muy importante no volver a pensar en lo que sucedió y estar tranquilo y concentrado estas dos últimas carreras».

«Todo lo que tenía que decir de la última carrera del año pasado ya lo he dicho y un año después pienso exactamente igual y es mejor pensar en el final de este año, en estar bien porque hay todavía unos puntos importantes en juego», dijo el nueve veces campeón del mundo italiano.

«Tenemos que trabajar mucho para el año que viene, por eso en lugar de hablar del pasado es mejor hablar del futuro y pensar en ser fuertes y hacer una buena carrera aquí, como la que hice en Phillip Island o como la que estaba haciendo en Japón hasta fallar. Repito, esto es para mí lo más importante, todo lo que pienso ya lo he dicho y pienso exactamente igual», remarcó Rossi.

«Esta segunda parte de la temporada está siendo dura y tenemos que intentar ser fuertes para hacerlo lo mejor posible, aunque hay que recordar que la carrera de Phillip Island fue muy bonita y en ella me sentí fortísimo y me gustó acabar segundo. Me habría gustado más ser primero, aunque al final Crutchlow me sacó un segundo y medio de ritmo y creo que en la segunda parte de la carrera él estuvo más fuerte», comentó el italiano.

«Pienso que es en eso en lo que debemos concentrarnos», incidió el piloto de Yamaha al respecto.

En un momento dado Valentino Rossi también tuvo palabras para quien será su compañero de equipo la próxima temporada, el español Maverick Viñales, del que dijo que «es seguramente uno de los más grandes talentos de la categoría y sin que nadie se equivoque se podría equiparar en cierto modo a Márquez por edad e historia».

«Yo creo que estaremos de acuerdo en el desarrollo de la moto y será muy interesante ver qué es lo que dice de la moto llegando de Suzuki, y también ver su estilo de pilotaje con la M1», reconoció Valentino Rossi.