Redacción deportes, 19 abr (EFE).- El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) explicó tras el Gran Premio de Baréin, en el que terminó tercero, que sus frenos dejaron de funcionar en las últimas dos vueltas de la carrera y tuvo que terminar la prueba prácticamente sin ellos.

«He perdido los frenos en las últimas dos vueltas y me fui recto», explicó Rosberg respecto a la mala trazada en la curva 1 en los últimos giros, que permitió al finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) adelantarle.

Rosberg señaló que su única preocupación en las últimas dos vueltas era «llevar el coche a la meta» debido a esos problemas en los frenos, provocados por la alta temperatura a la que llegan debido a la exigencia de las frenadas.

«Sufrí mucho con los frenos», dijo Rosberg, que también explicó que intentó al inicio de la carrera atrapar a su compañero británico Lewis Hamilton, pero que fue «imposible». EFE