Redacción deportes, 18 abr (EFE).- La República Checa y Rusia se encuentran a un paso de la final de la Copa Federación después de vencer en los dos primeros encuentros individuales en sus respectivos enfrentamientos de semifinales.

El cuadro checo, vigente campeón, sacó adelante la visita a Ostrava de Francia gracias a Lucie Safarova y a Petra Kvitova.

Safarova mantuvo el tipo ante la principal jugadora gala, Caroline Garcia. La checa remontó la ventaja inicial y salió reforzada tras superar cinco puntos de partido.

Caroline Garcia tuvo el partido ganado. Pero no lo supo cerrar y se desmoronó en la manga final (4-6, 7-6(1) y 6-1).

Menos problemas tuvo Petra Kvitova, que apenas concedió opciones a Kristina Mladenovic y se impuso por 6-3 y 6-4.

El cuadro checo, ganador de la competición en tres de las cuatro últimas ediciones, está a un triunfo de alcanzar una nueva final.

En la misma situación está Rusia, que dejó contra las cuerdas a Alemania, finalista de la pasada edición, que debe ganar los tres encuentros restantes en Socchi si quiere repetir final.

La veterana Svetlana Kuznetsova encarriló la serie para el equipo ruso después de ganar a Julia Goerges por un doble 6-4.

Más problemas tuvo Anastasia Pavlyuchenkova, que tuvo que hacer frente al dominio inicial de Sabine Lisicki, que se impuso en el primer set. Al final, la rusa salió airosa del duelo y se impuso por 4-6, 7-6(4) y 6-3.

El cuadro ruso está a un paso de alcanzar, por tercera vez en el último lustro, la final de la Copa Federación que, sin embargo, no gana desde el 2008, cuando ganó a España en el Club de Campo Villa de Madrid.