Redacción deportes, 19 abr (EFE).- El piloto finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) dijo hoy, después de ser segundo en el Gran Premio de Baréin, que la mejora de su escudería les va a permitir ganar más carreras próximamente y que tienen que ser «pacientes».

«Vamos a ganar más carreras. Tenemos que ser pacientes y hacer el mismo trabajo que hemos hecho hasta ahora, y lo conseguiremos», señaló el piloto nórdico, campeón del mundo en 2007 y protagonista hoy de una gran remontada que le llevó al segundo lugar del podio.

«Estoy muy contento con el equipo y creo que mucha gente no esperaba, después del año pasado, que pudiéramos estar de esta forma tan pronto», agregó Raikkonen.

El piloto finlandés felicitó a su equipo por la gran velocidad punta que tuvieron hoy -la vuelta rápida en pista fue suya, en el giro 42-. «Tuvimos una gran velocidad hoy. Creo que tenemos que seguir trabajando y evolucionando el coche», agregó.

La clave de su remontada en carrera fue el uso de los neumáticos, ya que Ferrari apostó por utilizar el compuesto más duro en la primera parada, para poner el más blando y más veloz en el último repostaje, al contrario que el resto de escuderías.

«Creo que tuvimos diferentes formas de ver la carrera. Con el neumático medio era más fácil para ellos alcanzarlos. Pero al final fue acertado poner los neumáticos blandos, así nosotros fuimos más rápidos», argumentó.

Raikkonen explicó que el resultado de la carrera fue «más o menos» el planeado por Ferrari y aseguró que pueden tener «un poco más» de ritmo en carrera, lo que sería toda una amenaza para los dominadores Mercedes.

Respecto a las mejoras que les han permitido ponerse en esta posición después de un mal año 2014, Raikkonen cree que ha sido todo el coche, no solo una mejora del motor, sino también en otros aspectos como la aerodinámica.

«Todos los aspectos han mejorado, esa es la clave. La gente está trabajando de forma muy comprometida, creo que nos ha ayudado a estar donde estamos ahora», explicó.