Saint-Jean-de-Maurienne (Francia), 23 jul (EFE).- El colombiano Nairo Quintana aseguró este jueves que «mañana empieza el terreno para atacar» al líder del Tour de Francia, el británico Chris Froome, del que le separan 3:10 minutos en la general.

«Mañana ya hay puertos duros, es un día con mucho desnivel y esperamos que a Froome le pase factura y que no me suceda a mí», dijo el jefe de filas del Movistar.

El colombiano dijo que desde el inicio del Tour tiene señaladas las dos etapas alpinas que restan, que ha ido a reconocer en varias ocasiones y que conoce bien.

«Los tenía señalados, he reconocido estos lugares, los conozco bien, espero que mañana y pasado la montaña me trate bien», indicó.

Sobre su etapa preferida de las dos, Quintana aseguró que «La Tussuire, es muy bonito, pero Alpe d’Huez tiene más nombre y repercusión» y reiteró que le gusta más.

Quintana señaló que no sería una decepción no recuperar tiempo a Froome en las dos etapas que restan: «Estamos contentos con lo que tenemos pero seguimos buscando para buscar el amarillo».

El colombiano consideró un signo positivo que Froome no respondiera a uno de sus ataques en el ascenso al Glandon, de categoría especial.

«Son mensajes que juegan a mi favor y a mi moral. Tuve que levantar el pie porque Alejandro Valverde pasó una pequeña crisis en ese momento y la meta estaba muy lejos. Mañana es una etapa diferente, al igual que el Alpe d’Huez, donde podremos probar», comentó.

Quintana reconoció que su compañero Alejandro Valverde mantendrá ahora un mano a mano por la tercera plaza de la general. «Será una guerra española entre ellos. Mañana espero que Alejandro esté mejor», indicó.