Redacción deportes, 8 nov (EFE).- Los pilotos españoles tuvieron un protagonismo especial en la Gala de entrega de premios de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), a la que no que acudió el italiano Valentino Rossi, que debía recibir el galardón de subcampeón de MotoGP.

Con presencia en el Palacio e las Ciencias y las Artes de Valencia, de Carmelo Ezpeleta, máximo responsable de Dorna Sports, y del presidente de la FIM, Vito Ippolito, el español Jorge Lorenzo, que se coronó este domingo en Cheste campeón mundial de MotoGP por tercera vez en su carrera, recogió su premio, al igual que el francés Johann Zarco (Ajo Motorsport) y el británico Danny Kent (Leopard Racing), campeones en Moto2 y Moto3.

Maverick Viñales (Team Suzuki Ecstar) recibió el premio al debutante del año en MotoGP y Héctor Barberá (Avintia Racing) el de mejor piloto en la categoría Open.

Mientras tanto, Alex Rins (Páginas Amarillas HP 40) recibió el premio al debutante del año en Moto 2, galardón que en Moto3 fue para Jorge Navarro (Estrella Galicia 0,0).

El premio al mejor piloto en sesiones clasificatorias y el de las ‘poles’ fue por tercer año para Marc Márquez (Honda Repsol), y el Movistar Yamaha MotoGP recibió el trofeo al mejor equipo en MotoGP, Kalex en Moto2 y Honda en Moto3.

Rossi, que expresó su disgusto tras no poder lograr el título mundial al quedar cuarto en una carrera en la que partió último por sanción y en la que ganó Lorenzo, no acudió al acto y recibió el premio Massimo Meregalli, el director deportivo del equipo Yamaha.

El resto de pilotos que acabaron en el podio de las clasificaciones finales del Mundial sí que asistieron a la Gala que pone fin a la temporada tras la prueba final en el circuito de Cheste.