Houston (EEUU), 31 oct (EFE).- El protagonismo de los hermanos Pau y Marc Gasol fue completo en la jornada de la NBA al aportar sendos dobles-dobles que ayudaron a definir los triunfos de sus respectivos equipos de los Spurs de San Antonio y los Grizzlies de Memphis.

La combinación del alero Kawhi Leonard y Pau Gasol se convirtió en el factor clave que permitió a los Spurs ganar de visitantes por 99-106 a los Heat de Miami.

El mayor de los hermanos Gasol brilló de manera especial, al ser el líder dentro de la pintura con 20 puntos, 11 rebotes y tres asistencias.

El jugador de Sant Boi disputó 31 minutos, el mayor tiempo que ha estado en la pista con los Spurs, y anotó 9 de 18 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos.

Gasol, que capturó ocho rebotes defensivos, también repartió tres asistencias, recuperó dos balones, no perdió ninguno y cometió solo dos faltas personales.

Además de su aportación ofensiva, Gasol volvió a ser decisivo en defensa y marcaje al pívot titular de los Heat, Hassan Whiteside, que al final consiguió 27 puntos y 15 rebotes, líder del equipo en ambas facetas del juego.

«Creo que todo el equipo supo reaccionar en la recta final del partido y luchamos por el triunfo», declaró Gasol al concluir el partido. «Los compañeros me hicieron buenos pases y estoy listo para tirar también desde fuera del perímetro».

Eso fue lo que mejor hizo también su hermano Marc que con cuatro triples, incluido uno decisivo que forzó la prórroga, los Grizzlies pudieron al final vencer por 112-103 a los Wizards de Washington.

El hermano mediano de los Gasol surgió como líder y jugador decisivo al aportar 20 puntos, incluidos cuatro triples, y 10 rebotes que hicieron la diferencia a favor de los Grizzlies.

Marc Gasol, que jugó 29 minutos, anotó un triple cuando concluía el tiempo reglamentario que hizo posible que el partido se fuese a la prórroga y salvase a los Grizzlies de la derrota.

El triple monumental de Gasol a falta de 15.7 segundos hundió la moral de los Wizards que en la prórroga fueron arrollados por los Grizzlies con un parcial de 12-3.

El base John Wall hizo el último a canasta en el tiempo reglamentario pero falló y el marcador quedó empatado (100-100).

Luego llegaría de nuevo la inspiración encestadora de Gasol desde fuera del perímetro al anotar otros dos triples que aseguraron el triunfo de los Grizzlies (2-1), que han ganado los dos partidos disputados en su campo del FedExForum de Memphis.

La victoria de los Grizzlies tuvo doble mérito al darse con menos de 24 horas de haber disputado la noche anterior el partido contra los Knicks de Nueva York en el Madison Square Garden.

«Ha sido una victoria de carácter y el espíritu de lucha que tiene el equipo», declaró Gasol. «No es fácil jugar en noches seguidas con viaje de avión incluido».

Gasol anotó 6 de 14 tiros campo, incluidos cuatro triples de seis intentos, y 4 de 6 desde la línea de personal, nueve de los 10 rebotes fueron defensivos, dio una asistencia, recuperó un balón y puso un tapón.

«No veo nada extraordinario», declaró Marc Gasol al concluir el partido y haber establecido su mejor marca de triples como profesional. «Como los tiros de dos puntos no me entraban, entonces decidí hacer los de tres y eso fue todo».

El nuevo entrenador de los Grizzlies, el novato David Fizdale, ha sido el que más ha motivado a Gasol y al ala-pívot Zach Randolph para que comiencen a hacer más tiros de triples.

El escolta novato Álex Abrines no tuvo el protagonismo de los hermanos Gasol, pero también participó del triunfo de los Thunder de Oklahoma City que se impusieron por 113-96 a Los Angeles Lakers en partido histórico del base Russell Westbrook que aportó su tercer triple-doble, segundo consecutivo, en los cuatro primeros partidos que su equipo lleva disputados en la nueva temporada.

Abrines fue el jugador más productivo de los Thunder al aportar cinco puntos en los dos minutos que le dio el entrenador Billy Donovan.

El jugador internacional español anotó el único tiro que hizo a canasta y los tres desde la línea de personal, además de recuperar un balón.