En el partido entre los Giants de Nueva York y los Cowboys de Dallas se produjo la que ya muchos definen como la mejor recepción de la historia de la NFL. La realizó Odel Beckham Jr., un receptor novato, mientras reculaba, con solo tres dedos y un defensa encima.

Queda para los anales de la historia del deporte norteamericano, y varios comentaristas del deporte afirman que ha sido la más bella recepción jamás vista. La jugada se ha convertido en un fenómeno viral en todo el mundo.

Beckham tomó un lanzamiento de 43 yardas del mariscal Eli Manning. Los jueces ya habían cobrado falta, porque el defensor que lo marcaba lo tomó ilegalmente antes de que llegara el balón. Así y todo, el “rookie” se arqueó hasta lo insólito, tomó la pelota con una mano, en realidad solo con tres dedos y pudo caer dentro del campo y dentro de la zona de anotación para el touchdown.

Fotos Web