Barcelona (España), 24 abr (EFE).- El japonés Kei Nishikori, primer semifinalista del torneo de Barcelona, aseguró que la eliminación de ayer del español Rafa Nadal es «una pena» y señaló que, a pesar de la ausencia del ocho veces campeón, siguen quedando «grandes tenistas» en el abierto barcelonés.

El primer cabeza de serie del torneo mantiene firme su candidatura para conseguirlo por segunda vez consecutiva después de superar al español Roberto Bautista por 6-2, 3-6 y 6-1, en un partido «duro» en el que se mostró «contento» por cómo lo disputó.

«Él (Bautista) fue más agresivo en el segundo set y fue más duro de jugar. Por suerte, estaba más concentrado en el tercer set y estuve otra vez agresivo para dominar casi todos los puntos. Estoy contento por cómo jugué en el tercer set», afirmó en la rueda de prensa posterior al duelo de cuartos de final.

No cree el jugador nipón que con la baja de Nadal, que ayer cayó derrotado en octavos ante el italiano Fabio Fognini, lo tenga más fácil para conquistar la tierra batida de Barcelona por segundo año consecutivo.

«La eliminación de Nadal es triste de ver, pero Fognini es un gran jugador también. Aún quedan muy buenos jugadores. Debo estar centrado en jugar bien en las semifinales», añadió.

Sobre la situación del exnúmero uno del mundo, Nishikori se mostró convencido de que volverá a estar entre los mejores: «No va a olvidar cómo jugar en tierra batida. Creo que puede volver a subir el nivel en los próximos torneos».

En cuanto a su estado de forma, Nishikori considera que pasa por un buen momento y confía en «no tener lesiones» para «estar bien en la temporada de tierra batida», subrayó.

«Aún tengo cosas que mejorar, pero estoy muy concentrado», puntualizó el número seis del mundo, quien no escondió su admiración por el torneo y la ciudad de Barcelona.

Para conseguir el pase a su segunda final, Nishikori deberá superar mañana al vencedor del partido entre el eslovaco Martin Klizan y el español Tommy Robredo.