Londres, 8 jun (EFE).- El tenista británico Andy Murray confirmó este viernes su presencia en el próximo torneo ATP 250 de Shenzhen (China), en lo que supondrá el comienzo de la gira asiática de cemento para el escocés.

Tras haberse bajado esta semana del Abierto de Libema -antiguo torneo de ‘s-Hertogenbosch-, Murray intentará estar preparado para disputar los torneos de Queen’s y Wimbledon, pese a encontrarse en las últimas fases de rehabilitación de la cirugía de la cadera que tuvo el pasado mes de enero.

El escocés ya sabe lo que es ganar en el torneo de Shenzhen, que se celebrará del 22 al 30 de septiembre, ya que levantó el título en su única participación en 2014, cuando venció al español Tommy Robredo.

“Espero con ganas volver a Shenzhen para jugar este año. Disfruto jugando en China y siempre apreciaré el apoyo del público aquí. Tengo grandes recuerdo de la última vez que estuve, especialmente de la final, por lo que espero que se me dé bien este año”, señaló el dos veces campeón de Wimbledon.

El director del torneo, Leon Sun, aseguró que Andy es “uno de los mejores de todos los tiempos” y que ha logrado “casi todo lo que se puede conseguir en este deporte”.

“Será una gran oportunidad para los aficionados de Shenzhen para verle jugar en persona”, puntualizó.

Murray no ha vuelto a las pistas desde el pasado torneo de Wimbledon, cuando cayó en cuartos de final y decidió parar para recuperarse de sus problemas de salud.