Londres, 7 jul (EFE).- La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza declaró hoy, después de derrotar a la suiza Timea Bacsinszky (7-5 y 6-3) y sellar su pase a semifinales del torneo de Wimbledon, que no piensa “en hacer historia”.

“Estoy muy feliz de haber llegado a semifinales, pero el próximo encuentro es un partido más. Haré lo mismo que siempre, no voy a cambiar nada porque sea el partido más importante de mi carrera. Esa es la mejor forma de afrontarlo”, explicó Garbiñe en la sala de prensa del All England Tennis Club.

Garbiñe se convirtió hoy en la primera jugadora española en llegar a semifinales del “major” británico en 18 años, desde que lo hiciera Arantxa Sánchez-Vicario en 1997.

La joven, nacida hace 21 años en Guatire (Venezuela), se impuso este martes en la pista número uno del club a Bacsinszky, cabeza de serie número 15, en una hora y 27 minutos, y reservó su puesto entre las cuatro mejores, donde se medirá con la ganadora del duelo entre la polaca Agnieszka Radwanska y la estadounidense Madison Keys.

“Ella (Bacsinszky) tiene un juego con muchas variantes, siempre intenta liarte un poco. Ya nos enfrentamos a principios de año, así que vine mentalizada a esperar cualquier cosa. Sabía que estaba jugando bien y que iba a ser un encuentro tenso, en el que tenía que esperar mi momento”, afirmó.

“Hoy me desperté con ganas de jugar. Me divertí mucho jugando y me estoy sintiendo muy bien. No pienso en hacer o no historia, no creo que me ayude mucho tener esas cosas en la cabeza. Voy a prepararme para el próximo partido como he estado haciendo hasta ahora”, aseveró Garbiñe.

“Si están en esta ronda (Radwanska y Keys) es porque son grandes tenistas, grandes jugadoras sobre hierba. Ganará la que tenga que ganar, no me preocupo por eso”, respondió la hispano-venezolana al ser cuestionada sobre qué rival prefería en semifinales.

Garbiñe, número 20 en el ránking, que podría ascender hasta la sexta posición de la lista si gana el título el sábado, dijo que le gusta la idea de jugar en la pista central.

“Me gusta jugar en las pistas grandes, eso me motiva más, ya que me siento mucho mejor. La pista central de Wimbledon es la más importante, no hay publicidad, es diferente a las otras”, dijo.

“Me ha sorprendido pasar esa barrera de los cuartos de final, y más en Wimbledon. En hierba no tenía tanta confianza como en tierra o en pista rápida, pero he hecho un buen partido y me he visto jugando bien, a gusto y con confianza”, sostuvo Muguruza.