Londres, 4 jul (EFE).- La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, vigésima raqueta del mundo, afirmó hoy, tras sellar su pase a los octavos de final de Wimbledon, que el encuentro frente a la alemana Angelique Kerber (7-6(12), 1-6 y 6-2) fue «muy largo e intenso», y que hoy disputó su «mejor partido sobre hierba».

«Angelique venía ganando fácil los partidos sobre esta superficie y me ha tocado ganar cada punto 20 veces. El encuentro ha sido intenso, largo y muy sufrido. Las dos hemos luchado mucho», indicó Garbiñe en el All England Tennis Club.

«Tras ganar el primer set estaba exhausta, es un set que te afecta. En la segunda manga ella salió más agresiva, yo tuve un momento de debilidad y ella lo aprovechó. Cuando me di cuenta iba 6-1 abajo», explicó la hispano-venezolana, que necesitó 83 minutos para ganar 14-12 el primer set del encuentro.

«Estaba mentalizada. Cuando juegas ante este tipo de jugadora tienes que ir a muerte. Sabía que no me iba a afectar si perdía el primer set», añadió Garbiñe que salvó nueve bolas de set en la primera manga.

«El de hoy ha sido el mejor encuentro que he jugado en hierba, aunque, la verdad, no he disputado muchos todavía. Me estoy acostumbrado y me voy sintiendo más cómoda cada vez», sostuvo.

Muguruza luchará por una plaza en cuartos de final con la danesa Caroline Wozniacki, quinta favorita, quien hoy se deshizo sin excesivos problemas de la italiana Camila Giorgi, cabeza de serie número 31, por 6-2 y 6-2, en una hora y once minutos.

«Nos hemos enfrentado tres veces. Es una jugadora que se parece a Kerber, es muy física y sólida y tiene pocos momentos débiles mentalmente. No creo que la hierba sea la superficie que más le guste, así que intentaré aprovechar eso», declaró.

«Ella hoy ganó fácil, está jugando muy bien, por lo que será un partido muy duro. Me encantaría jugar en la pista central; si por mi fuera jugaría todos los partidos ahí», concluyó Garbiñe, que lleva un balance de dos victorias y una derrota en sus enfrentamientos con Wozniacki.