Madrid, 20 jul (EFE).- La española Mireia Belmonte reveló este lunes que su entrenador, el francés Fred Vergnoux, le aconseja renunciar a los próximos Mundiales de natación, que del 24 de julio al 9 de agosto se disputarán en la ciudad rusa de Kazán, para poder recuperarse bien de la lesión que sufre en los hombros.

“(Fred) me dice que es mejor que no compita porque él cree que hay que hacer un descanso de hombros para que se recuperen bien”, explicó Mireia Belmonte tras la celebración de un acto publicitario en Madrid, donde fijó en “cinco” sobre una escala del 1 al 10 sus opciones de acudir a la cita mundialista.

No competir en Kazán permitiría a la nadadora de Badalona, doble medallista olímpica en Londres 2012, “descansar” y “empezar a entrenar con el máximo rendimiento” una vez superada la dolencia en los hombros.

“Si no voy a Kazán finalmente, pues será para mejor y ya empezará otra temporada nueva. Espero empezar ya recuperada”, dijo ante los medios de comunicación.

“Hará un par de meses o mes y medio”, señaló, Mireia Belmonte empezó a sentir “pinchazos que te dejan el hombro un poco tonto”, unas señales que le advirtieron de que el dolor era “ya algo serio”.

“Cuando entreno y lo tengo dolorido, después lo tengo dolorido el resto del día. Cuando empieza, ya no acaba hasta el día siguiente”, explicó la catalana.

El dolor es actualmente el “aliado” que le sugiere “forzar más o menos” durante los entrenamientos. “Cuando me duele, intento seguir un poco más; cuando me duele más, bajo un poco el ritmo y voy jugando con el dolor”, comentó Belmonte.

En caso de poder competir únicamente en una prueba, la badalonesa se decantaría en Kazán por el 200 mariposa por ser su “prueba favorita”.