Madrid, 13 dic (EFE).- El aragonés Carlos Mayo consiguió la medalla de plata sub-23 en los Europeos de cross de Hyeres (Francia), un año después de obtener el mismo metal como júnior, y el equipo español logró la medalla de oro en esta categoría por delante de Gran Bretaña y Francia.

En su primer año en categoría sub-23, Mayo, de 20 años, llegaba con la medalla de plata júnior del 2014 y la moral a tope después de haber sido proclamado atleta europeo del mes de noviembre y haber terminado quinto en Alcobendas, muy cerca de los africanos.

Sobre un recorrido de 8.087 metros, el equipo británico controló en bloque la cabeza desde la salida. Mayo formaba en segunda línea, a la expectativa, aunque en el tercer kilómetro ya se dejó ver en la delantera del grupo.

El británico Mark Scott corrió con el gasto, tirando del favorito, el belga de origen keniano Isaac Kimeli, en el primer grupo, que se fraccionó en el sexto kilómetro. Cuatro españoles se quedaron entre los 17 de arriba.

Mayo cambió al toque de campana que anunciaba última vuelta. El primer grupo se redujo a cuatro cuando el alemán Amanal Petros se decidió a atacar. Kimeli se entregó y el podio tenía destinatarios. En la lucha por el oro, Jonathan Davies batió a Carlos Mayo, que repetía medalla de plata, aunque esta vez en la categoría inmediatamente superior.

Por equipos, España obtuvo el oro -primero de la historia en categoría promesas- gracias a Mayo, Nassim Hassaous (séptimo), Jaime Escriche (noveno) y Houssane Benabbou (vigésimo primero). EFE