Houston (EEUU), 16 abr (EFE).- El poder de la ofensiva de los Dodgers de Los Ángeles se hizo sentir en la jornada de la Liga Nacional y fueron los triunfadores en el duelo californiano con los Gigantes de San Francisco, mientras que los Cachorros de Chicago perdieron por segunda vez en lo que va de temporada.

El guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández pegó dos jonrones con cuatro carreras producidas en el triunfo de los Dodgers por 7-3 sobre los Gigantes.

Mientras que el abridor Clayton Kershaw (2-0) lanzó siete entradas, aceptó cinco imparables, tres carreras y ponchó a seis enemigos.

La derrota fue para el abridor Madison Bumgarner (1-1) en labor de cinco episodios al permitir ocho imparables, dos jonrones y siete carreras.

Chad Bettis dio trámite a seis entradas sin admitir carrera y los Rockies de Colorado se aprovecharon de los errores de los Cachorros a la defensiva para vencer 6-1 a Chicago, que sufrió apenas su segunda derrota de la temporada.

Ben Paulsen aportó un sencillo productor y retiró a un corredor mediante un disparo al plato, por Colorado.

Los Cachorros habían ganado ocho de nueve partidos, su mejor comienzo de una temporada en 47 años. Lo habían conseguido con un béisbol eficaz y oportunista.

Pero el viernes, pegaron apenas cuatro sencillos y cometieron cuatro errores.

El abridor dominicano Carlos Martínez trabajó siete entradas y con el apoyo de seis jonrones, dos del inicialista Matt Holiday, llevó a los Cardenales de San Luis a una victoria por 14-3 sobre los Rojos de Cincinnati.

Martínez (2-0) lanzó siete episodios completos y mantuvo su marcha ganadora al acreditarse el triunfo.

El dominicano permitió seis imparables, un jonrón y tres carreras, dio una base y retiró a seis enemigos por ponche, y con su victoria deja en 3.46 su promedio de efectividad.

En el ataque hicieron sonar los bates Holliday (2) con dos cuadrangulares, el guardabosques Randal Grichuk (2), el primera base Matt Adams (1), el parador en corto cubano Aledmys Díaz (2) y el guardabosques Brandon Moss (3), con sendos jonrones.

El receptor dominicano Wellington Castillo pegó batazo de cuatro esquinas en la victoria de los Diamondbacks de Arizona por 3-2 sobre los Padres de San Diego.

Castillo (1) hizo contacto una vez en cuatro viajes a la caja de bateo y mandó la pelota a la calle sin corredores por delante, terminó con una remolcada y una anotada.

El relevo Daniel Hudson (1-0) lanzó dos tercios de entrada, dio una base y ponchó a uno para conseguir el triunfo.

El antesalista cubano Adonis García remolcó tres carreras y los Bravos de Atlanta se hicieron de su primer triunfo en la nueva temporada al derrotar 6-3 a los Marlins de Miami.

Los Bravos (1-9) detuvieron racha de nueve derrotas seguidas en inicio de campeonato, evitando marca de 0-10, que habría igualado la peor en la historia de la franquicia, impuesta en 1988.

García tuvo cuatro enfrentamientos con el lanzador y logró contacto con la pelota en dos ocasiones para remolcar tres de las seis carreras de los Bravos.

El cubano, que deja en .324 su promedio de bateo, llegó a cinco carreras remolcadas en lo que va de temporada.

El triunfo se lo apuntó el relevo dominicano Alexi Ogando (1-0) en dos episodios, aceptó un imparable, dio una base por bolas reiteró a un rival por la vía del ponche.

El cerrador dominicano Arodys Vizcaíno (1) lanzó una entrada y un tercio, permitió dos imparables, dio dos bases y abanicó a dos bateadores para conseguir el rescate.

El guardabosques Bryce Harper pegó tres imparables, incluyendo vuelacercas y remolcó tres carreras para los Nacionales de Washington, que derrotaron 9-1 a los Filis de Filadelfia.

Los Nacionales (8-1) sumaron seis triunfos consecutivos y tienen su mejor inicio de temporada en la historia del club.

El equipo de Washington tiene sus mejores números en los primeros nueve juegos de campeonato desde el inicio de la franquicia llamada inicialmente Expos de Montreal, en 1969.

Harper (4) pegó 3 de 4, mandó la pelota a la calle y con sus tres impulsadas llegó a cuatro remolcadas en lo que va de temporada.

En la lomita el triunfo se lo acreditó el abridor Joe Ross (2-0) en siete entradas y dos tercios, permitió tres imparables, dio dos pasaportes y ponchó a cinco enemigos.

El guardabosques Ryan Braun pegó dos jonrones y dirigió el ataque de los Cerveceros de Milwaukee por 8-4 sobre los Piratas de Pittburgh.

Braun (2), que logró su partido número 23 de por vida con al menos dos vuelacercas, hizo cinco viajes a la caja de bateo, pegó tres imparables, dos de ellos jonrones, remolcó cuatro carreras y anotó dos veces.

En el montículo, la victoria se la apuntó el abridor Jimmy Nelson (2-1) en seis entradas, aceptó cuatro imparables, un jonrón y tres carreras.