Redacción deportes, 16 oct (EFE).- El entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso, dijo hoy tras la derrota de su equipo en su debut en la Euroliga que “sólo ha sido el comienzo” en la máxima competición europea, aunque cree que lo ocurrido les servirá de lección “para aprender”.

Laso felicitó a los jugadores del Khimki por su triunfo (84-70) “ya que jugaron muy bien en la primera mitad, dominaron al principio del partido y consiguieron una buena ventaja en los primeros veinte minutos”, según unas declaraciones facilitadas por el club blanco.

“Conseguimos mejorar defensivamente en la segunda mitad e hicimos mejor las cosas pero no lo suficiente para meternos en el partido”, continuó Laso, para quien en las estadísticas se ve claramente la diferencia en los rebotes ofensivos: “Ellos han conseguido 15 que supone tener 15 posesiones más. Si permites al otro equipo tantos rebotes y pierdes 17 balones es muy difícil ganar un partido”, añadió.