Río de Janeiro, 21 jul (EFE).- A poco más de un año para que tenga lugar la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el 85 % de las obras de construcción de la Villa Olímpica que albergará a los atletas durante el evento están ya finalizadas, según informaron hoy los responsables del proyecto.

El proyecto, ubicado en la región de Barra da Tijuca y que queda a una distancia de casi tres kilómetros del Parque Olímpico, incluye la construcción de 31 edificios de 17 plantas, con un total de 3.604 apartamentos, y ocupa un terreno de 800.000 metros cuadrados.

De acuerdo con fuentes de la empresa Ilha Pura, responsable del proyecto, las obras serán finalizadas a finales del presente año, meses antes de se ejecute su cesión temporal al Comité Olímpico Internacional (COI).

La Villa Olímpica quedará a disposición del COI durante 17 meses, a partir de marzo de 2016, para que en ella se hospeden los aproximadamente 18.000 deportistas y miembros de las delegaciones que participen tanto en los Juegos Olímpicos, como en los Paralímpicos; así como para la realización de las reformas que sean necesarias, una vez terminados ambos eventos.

Se prevé que este gran proyecto inmobiliario, que está siendo realizado en su totalidad con fondos privados, tendrá un coste de 920 millones de dólares, que serán financiados para los compradores por el banco estatal Caixa Económica Federal.

Más allá de Río 2016, la compañía responsable del proyecto, Ilha Pura, que es un consorcio formado por las empresas constructoras Carvalho Hosken y Odebrecht, ha comenzado ya la venta de las viviendas de la Villa Olímpica, que serán entregadas a partir de 2017.

Los apartamentos tienen de dos a cuatro habitaciones, con áreas de entre 77 y 200 metros cuadrados, y ya están a disposición de los compradores a precios que oscilan de los 205.000 dólares a los 1,26 millones de dólares.

Aunque el mercado brasileño no está tan boyante como hace unos años, esta coyuntura económica no preocupa a los responsables del proyecto, si bien reconocen que en los últimos meses ha bajado el ritmo de las ventas.

“Ilha Pura es un proyecto a largo plazo”, dijo el portavoz de la compañía, Mauricio Cruz, quien además apuntó que la crisis económica en Brasil “no está afectando sólo al sector inmobiliario, sino que está afectando a todo el país”.

Cruz enfatizó que el consorcio no está en preocupado por una posible caída de la demanda en el mercado de la vivienda, ya que “por un lado, la crisis puede inhibir la decisión de compra pero, por el otro, proyectos como éste, que ya están prácticamente acabados, representan un riesgo muy pequeño de entrega”.

Preguntado al respecto, Cruz negó la posibilidad de que la imputación de cinco ejecutivos de la constructora Odebrecht, incluido su presidente, Marcelo Odebrecht, como sospechosos de estar involucrados en el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, pudiera afectar al proyecto.

En los últimos meses diversas obras del complejo olímpico han sufrido paralizaciones debido a la investigación de este escándalo, ya que las autoridades han llegado a bloquear las cuentas de algunas de las empresas responsables de estos proyectos por su posible implicación en el caso de corrupción.

Sin embargo, Cruz señaló que esta situación “en verdad, no está afectando en absoluto” al proyecto de la Villa Olímpica ya que es, en realidad, la subsidiaria Odebrecht Realizaciones Inmobiliarias la que se está encargando del proyecto de “forma independiente”.