Redacción deportes, 8 may (EFE).- El alemán Marcel Kittel (Etixx) se mostró emocionado tras imponerse en la tercera etapa del Giro de Italia y enfundarse la maglia rosa en la despedida de Holanda, ya que tras el descanso del lunes la carrera entrará en su territorio natural.

“Me encanta ganar en el Giro de Italia y estoy muy contento de poderme vestir con esta maillot rosa, que me parece muy bonito. Las sensaciones son increíbles, y aunque sé que no durará mucho espero disfrutarlo aún unos días en Italia”, señaló Kittel, quien obtuvo la décima victoria de la temporada.

Kittel, de 27 años, explicó las dificultades de la etapa, en la que hubo que trabajar duro para anular una escapada de cuatro corredores que resistieron hasta el final.

“Hemos tenido un reto complicado, la etapa ha sido rápida y muy nerviosa. La escapada nos ha dificultado mucho las cosas, pero mis compañeros han hecho al final un gran trabajo y hemos conseguido llegar en condiciones de ganar a la recta de llegada”, concluyó.