Berlín, 7 ago (EFE).- El francés Kevin Mayer, campeón mundial de decatlón, no podrá revalidar su corona europea al haber cometido tres nulos en la segunda disciplina, el salto de longitud, mientras el español Jorge Ureña ha protagonizado un comienzo prometedor.

Mayer se había puesto inmediatamente en cabeza del decatlón después de batir su récord personal en los 100 metros con 10.64 segundos, pero el 0 de la longitud le aparta de la lucha por las medallas.

Curiosamente, también los otros dos decatletas franceses, Ruben Gado y Romain Martín, cometieron tres nulos en longitud.

Ureña, por el contrario, tuvo un comienzo notable. Dos años después de abandonar en los Europeos de Amsterdam tras un cero en disco cuando iba en plata, Ureña estaba dispuesto a conjurar todos sus fantasmas, acercándose a los 8.300 puntos.

El atleta de Onil empezó ganando su serie de 100 metros en 10.87, una marca, a una centésima de su récord personal, que despejaba dudas sobre su estado físico. Los primeros 890 puntos le colocaron séptimo para empezar, y a continuación saltó 7,24 en longitud.