Roma, 6 oct (EFE).- El presidente de la Federación Internacional de Gimnasia (FIG), el italiano Bruno Grandi, aventuró que a corto plazo los jueces en su deporte “ya no serán hombres ni mujeres”, sino un sistema de “televisión tridimensional” que elimina la subjetividad y en el que ya trabajan.

“Dentro de poco los jueces ya no serán hombres y mujeres, sino que se introducirá la televisión tridimensional. Hay un sistema con todos los códigos de puntuación. Ya no habrá problemas de evaluaciones personales”, dijo Grandi en una entrevista con Efe para hacer balance de sus veinte años de presidencia, que concluirán el 19 de octubre.

El italiano admitió que lleva ya tiempo librando “una batalla con los jueces” con el objetivo de evitar injusticias en las competiciones.

“En el pasado los jueces adoptaban un criterio virtual y también las dificultades lo eran. No les importaba si el atleta las cumplía o no. Hay que tener la posibilidad de medir objetivamente los parámetros también en la gimnasia”, sostuvo.

Grandi consideró que “la gimnasia tiene que mantenerse artística, y no acrobática”, y desea disuadir a los atletas de la búsqueda de ejercicios con excesiva dificultad.

“Estoy proponiendo reducir el criterio de la dificultad al 50 por ciento. Hace falta disuadir a los atletas de la búsqueda de la dificultad, por su seguridad física y porque la gimnasia tiene que mantenerse artística y no acrobática, esa ya existe”, afirmó.

Por lo que atañe a las elecciones de su sucesor a la presidencia de la FIG, a la que optan el japonés Morinari Watanabe y el francés Georges Guelzec, Grandi no confesó quién es su candidato favorito pero subrayó que ambos son “buenas personas”.

“Son dos buenas personas, esto ya es importante. Los dos son dignos de este cargo, hay una diferencia de edad (57 años Watanabe, 68 Guelzec), pero la experiencia se compensa con la mayor juventud del rival”, dijo.

Sin embargo, Grandi mostró su deseo de que la Asamblea nombre a gente que esté preparada en la gimnasia y puso el ejemplo de Jesús Carballo, actual presidente de la Federación Española.

“Quiero decir que la asamblea debe poner atención en nombrar a gente que conozca la gimnasia, entre las cuales está Carballo”, afirmó.

Preguntado por el balance que hace de sus 20 años como presidente de la FIG, Grandi se limitó a decir que actuó “siguiendo criterios de igualdad”, aunque destacó que serán las federaciones las que “tendrán que establecer” si actuó bien o mal.

“Cuando fui elegido como presidente había dos mundos, el mundo del este, con Rusia y Rumanía que dominaban, y el del oeste. Esto era un daño para el deporte, porque cuando hay dos ganadores predeterminados en una categoría que es juzgada, no cronometrada, es el fin”, sentenció.

Por otra parte, Grandi criticó duramente la decisión de la alcaldesa romana, Virginia Raggi, de rechazar la candidatura olímpica de la capital italiana para los Juegos de 2024.

“Solo la demagogia política podía hacer algo así, renunciar a esa oportunidad. Lo que ofende es la manera empleada, porque se puede decir que no, pero de manera distinta”, dijo.

El italiano subrayó que unos Juegos Olímpicos generan “entusiasmo, ayuda económica e interés”.

“El entusiasmo es lo que le falta a Italia en este momento”, aseguró. “En Roma no habría muchas calles, los estadios o la villa olímpica en la que ahora viven muchas personas, si no fuera porque son todas infraestructuras que se construyeron con los Juegos de 1960. Debería darle vergüenza, lo digo como ciudadano italiano”, afirmó.