Los Ángeles (EE.UU.), 19 abr (EFE).- El jugador argentino de los San Antonio Spurs, Manu Ginóbili, dijo tras la derrota de los suyos en el primer choque de la eliminatoria frente a Los Angeles Clippers que el conjunto tejano debe «levantar la cabeza y venir a pelear» el segundo partido.

«Tranquilidad siempre. Cuando se pierde y cuando se gana somos iguales. No somos ni muy malos ahora ni excelentes después de una victoria. Hay que aprender de los errores, levantar la cabeza y venir a pelear el miércoles», dijo el de Bahía Blanca a una pregunta de Efe en los vestuarios del Staples Center.

Los Angeles Clippers, en una de sus mejores actuaciones de la temporada, golpearon primero a los San Antonio Spurs (107-92) gracias a un magnífico trabajo defensivo y a la espectacular actuación de Blake Griffin y Chris Paul.

«Fue una mezcla de muchos errores», apuntó el escolta de 37 años.

«Cuando tuvimos buenos tiros no estuvimos acertados y ellos sí estuvieron muy inspirados; tuvieron a muchos jugadores a muy buen nivel, especialmente Griffin y Paul, aunque también Jamal Crawford desde el banco. Todos dieron mucho», manifestó.

El internacional argentino admitió que espera una eliminatoria larga e igualada, y que no le sorprendió la actuación de los californianos.

«Los conocemos mucho; hemos jugado en playoffs contra ellos y mejoran año a año, ganan en experiencia y tienen hambre. Los hemos eliminado antes en playoffs, así que jugaron con ese fuego y esa precisión que no tuvimos. Nos ganaron muy bien. Son un gran equipo y lo demuestra que fueran segundos o terceros durante toda la temporada», declaró.

Ginóbili reconoció, asimismo, que «es posible» que a la larga la escasa profundidad del banquillo angelino pueda «marcar la diferencia», pero no cree que el cansancio afecte a los Clippers en los próximos encuentros.

«En un partido sólo no marca la diferencia. Todos (los titulares) jugaron entre 36 y 40 minutos y el siguiente (encuentro) es el miércoles. Son mucho más jóvenes; no les afectará. Tal vez si estiramos a 7 la serie puede cambiar la situación, pero hoy por hoy no», afirmó.