Toronto (Canadá), 21 jul (EFE).- Tras una difícil primera temporada en el Real Madrid por falta de minutos, el base argentino Facundo Campazzo dijo que quiere la “revancha” en la liga española de baloncesto (ACB) para “callar bocas” sobre su calidad.

“Me gustaría tener una segunda oportunidad, una revancha para poder demostrar y hacerme un nombre en la ACB”, afirmó a Efe el internacional argentino en Toronto (Canadá), donde hoy comienza su participación en los Juegos Panamericanos junto con la albiceleste.

Campazzo jugó 32 partidos con el Real Madrid, con una media de 12 minutos por encuentro, debido a la competencia existente en el puesto de base, con los internacionales españoles Sergio Rodríguez y Sergio Llul, elegido MVP de la pasada final de la ACB.

Además, justo al inicio de las eliminatorias por el título el conjunto blanco decidió inscribir como extranjero al pívot Marcus Slaughter y quitar la ficha al jugador argentino, que actualmente tramita su pasaporte italiano.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta que el Real Madrid mantendrá el bloque que le llevó la pasada temporada a ganar cuatro títulos, los rumores sobre una posible cesión de Campazzo son continuos.

“Es mucho más fácil entrar en un club si tienes el pasaporte. Hay que tener paciencia y trabajar para conseguirlo y buscar la mejor opción para el próximo año”, indicó.

El base explicó que Real Madrid es un “club tremendo” que le dio “todo” y, aunque no le pide “más minutos”, sí quiere tener una nueva oportunidad, dentro o fuera de la disciplina blanca.

“Quiero demostrar que puedo jugar en la ACB, quiero demostrar que tengo el talento y la confianza para jugar en esa liga y creo que en mi posición tengo a los dos mejores bases de Europa y a Luca (Doncic), el jugador de su edad con mayor proyección a nivel europeo o mundial”, apuntó.

Por eso, no descartó salir cedido, aunque “no hay nada concreto” y “no tiene las cartas sobre la mesa para tomar una decisión”, pues ésta es “compartida” y en su mano apenas está el 40 o 50 % de la misma.

“Voy a darlo todo por esa decisión, sea buena o mala, e intentaré callar bocas y tratar de dar mi mejor trabajo en España”, afirmó el base, que no quiso aventurarse a adelantar cuándo podría tener la documentación comunitaria.

Explicó que el proceso del pasaporte avanza lentamente, pues “no es fácil conseguirlo” y está haciéndolo “todo legalmente y eso lo ralentiza mucho más”.

Sobre los rumores del interés del Real Madrid en cederle, Campazzo dijo que “ojalá” que sea cierto que el club blanco no se plantea un traspaso, pues quiere decir que si demuestra que puede jugar en la ACB y lo hace bien en su hipotético nuevo club tendría “posibilidad de volver” al equipo blanco.

Y es que, a pesar del sinsabor de no jugar todos lo minutos que quisiera y quedarse sin ficha en la fase final de la temporada, Campazzo quiso ser positivo y afirmó que la experiencia fue “muy positiva”, pues el Real Madrid es el “mejor club FIBA”, compartió una temporada con jugadores de “semejante calidad” y ganó títulos.