Miami (EE.UU.), 25 mar (EFE).- El argentino Juan Martín del Potro dijo hoy que todavía quiere seguir “intentando” su continuidad en el circuito profesional a pesar de sentir dolor en la muñeca y el revés que supone la derrota ante su compatriota Horacio Zeballos en la segunda ronda en el Masters 1.000 de Miami.

El campeón del Abierto de Estados Unidos en 2009, que en febrero pasado regresó al circuito tras una nueva operación en la muñeca izquierda, reconoció que todos sus rivales son “favoritos”, especialmente cuando tiene enfrente a un jugador como Zeballos, zurdo y que supo aprovechar su debilidad física.

“Cuando me juegan inteligente, como hoy, la diferencia es mayor”, dijo Del Potro, que sin embargo, se congratuló de que su rival no le “pasase por encima”.

“Voy a salir adelante, no sé cuándo, pero voy a lograrlo”, dijo el tenista argentino, que actualmente ocupa el puesto 366 de la ATP. “Esta es una temporada de adaptación al circuito”.

Explicó que trata de “lidiar” con el dolor y que su principal rival es él mismo, pero que hace dos meses estaba en casa y desde su reaparición solo ha perdido tres partidos.

El de Tandil indicó que tiene un “dolor limitado” en la mano izquierda, aunque “no hay nada extraño y fuera de los parámetros”.

A pesar de esta limitación, aseguró que ha demostrado en estos tres torneos estadounidenses en los que ha participado -Delray Beach, Indian Wells y Miami-, que puede “perder con cualquiera”, pero también es capaz de “hacer partidos a cualquiera”.

“Me voy tranquilo porque el otro día jugué muy bien (ante su compatriota Guido Pella), y hoy no me pasaron por encima”, destacó, para agregar que la “prioridad” es su muñeca y su rehabilitación y no le importa el ránking.

“Estoy más cerca de hablar de las cosas que me gustan y no de aspectos médicos”, consideró Del Potro, que durante su partido contra Zeballos llamó al doctor para que le atendiese, aunque pudo terminar el choque sin problemas.

El tenista señaló que ya saltó las “piedras más grandes” en su proceso de recuperación, pero que todavía “quedan las más pequeñas, que son, sin duda, molestas”.

“Si en condiciones normales es difícil ganar imagina en mis condiciones”, señaló el tenista que dijo trabajar para superar sus “limitaciones” y opinó que en su situación es necesaria una “paciencia” que no muchos tendrían.

Del Potro dijo que “ojalá se active de nuevo” su carrera, pero reconoció que necesita un “camino largo” para recuperarse y, por ello, tiene que hacer un balance con sus últimos meses y no cuando era un tenista que ganaba títulos.