Lima, 20 jul (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, reconoció hoy que tuvo unas declaraciones “bastante duras” hacia el nadador peruano Mauricio Fiol cuando el sábado aseguró sentirse avergonzado por el positivo en dopaje del deportista durante los Juegos Panamericanos que se celebran en Toronto (Canadá).

Humala felicitó a Fiol por solicitar la contraprueba a los primeros análisis de una muestra tomada el domingo 12 de julio, que reflejaron la presencia en su organismo del anabolizante estanozolol, prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje.

“Es una decisión valiente que fortalece la credibilidad del muchacho. El sábado he tenido con él unas declaraciones bastante duras que no se ajustan a un deportista joven que recién está saliendo a la actividad y que tiene mucho que dar por el país”, declaró Humala a los periodistas.

El gobernante peruano quiso transmitir a Fiol “fuerza para que siga adelante” y le prometió apoyo para que consiga superar esa situación.

Humala fue criticado el domingo por compañeros del nadador tras haber asegurado que el positivo de Fiol por dopaje le causaba vergüenza.

El nadador peruano Carlos Gil aseguró en un mensaje publicado en su página de la red social Facebook que las declaraciones de Humala le parecían “inconcebibles, inaceptables y penosas”.

“En vez de juzgar y señalar, debería respaldar y apoyar a una persona que necesita a todo un país. Su puesto no le da derecho a dar opiniones prematuras”, añadió Gil.

Mauricio Fiol conocerá en los próximos días los resultados a los análisis de la segunda muestra y, en caso de ser también positiva, se expone a una sanción de hasta cuatro años de inhabilitación.

El Comité Olímpico Peruano (COP) aseguró que el primer positivo por dopaje implica la retirada de la medalla de plata que el nadador obtuvo en la final de los 200 metros mariposa, aunque esta sigue apareciendo en el sitio web oficial de los Panamericanos como parte de los diez metales logrados por la delegación peruana hasta el momento.