Un combate reñido. El tapatío Miguel Vázquez defendió anoche el título de campeonato mundial Ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), frente el panameño Ameth Díaz en el Coliseo Olímpico de la UdeG. Y con un triunfo entre abucheos de los seguidores del pugilismo, enfadados al final del pleito que se tuvo que ir hasta el máximo., pero finalmente, “El Títere” se retiró con su cinturón.

Díaz comenzó con el control de la pelea atacando con la derecha sobre la humanidad del “Títere”, pero el tapatío, consciente de la peligrosidad de su rival, se mantuvo a distancia de sus puños.

Al inicio se escuchaban los gritos a favor de Vázquez, mas Ameth continuó su racha con dos golpes de izquierda directos a la mejilla. Se mostró ágil el foráneo apuntando directo hacia las costillas.

Durante el tercer rollo, Vázquez se mostró más decidido, embistiendo a su contrincante hasta dejarlo arrinconado. Los aficionados, más efusivos, se levantaron de sus asientos imitando los movimientos de los boxeadores. Tres minutos de buen boxeo del tapatío.

Con la venganza en mente, el oriundo de Panamá comenzó el cuarto round intentando recuperarse. Sin embargo, una vez más, como movido por unas cuerdas controladas por unas ágiles manos, “El Títere” explotó en par de ocasiones sus golpes en el rostro de su oponente, dejándolo intimidado, sin poder movilizarse, aprisionándolo contra las cuerdas.