París, 21 feb (EFE).- La ministra francesa de la Transición Ecológica, Elisabeth Borne, ha llamado al orden a los responsables de estaciones de esquí después de que en Luchon-Superbagnères, en los Pirineos, el pasado fin de semana se utilizara un helicóptero para transportar nieve a la parte baja de las pistas.

En una reunión que Borne convocó en su Ministerio en París, se insistió en “la necesidad de adaptar las estaciones de montaña al cambio climático”.

En un comunicado de su departamento, divulgado en la noche del jueves al viernes, Borne se felicitó de que los responsables del sector y los representantes políticos de las zonas de montaña “hayan indicado claramente” que el transporte de nieve con helicóptero a las pistas en las que no hay no se repetirá.

“Tenemos una responsabilidad colectiva para poner en marcha una transición hacia un modelo más ecológico y el Gobierno estará junto a los actores de las estaciones de esquí para que tenga éxito”, concluyó.

El pasado domingo, la ministra ya había advertido que llevar nieve en helicóptero “no es un camino posible”, y su secretaria de Estado Emmanuelle Wargon, había denunciado que esa práctica es “el mundo al revés”.

En el origen de la polémica está el uso de un helicóptero el viernes y el sábado pasado durante una hora y media para desplazar unos 80 metros cúbicos de nieve desde las cotas altas de 2.100 metros a las bajas a 1.850 en la estación de esquí de Luchon-Superbagnères situada junto a la frontera española, vecina del Valle de Arán.

Una operación que costó 5.000 euros, según el consejo del departamento del Alto Garona del que depende el complejo de esquí, y que está respaldada por muchos comerciantes, que veían peligrar la temporada y no han entendido tanta polémica.

El presidente del consejo departamental, Georges Méric, replicó a las críticas el lunes explicando que fue “una intervención absolutamente excepcional, tomada como último recurso y que no tiene vocación a repetirse”.

Se trataba, según Méric, de “conservar con urgencia una cincuentena de empleos directos y varios cientos de empleos indirectos en un territorio con un fuerte impacto por la fractura territorial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.