Guatemala, 5 jun (EFE).- El Congreso de Guatemala aprobó hoy un decreto legislativo que reforma la Ley Nacional del Desarrollo de la Cultura Física y del Deporte que establece, entre otras, que las federaciones deportivas nacionales son la autoridad máxima y que sus estatutos deberán ser homologados internacionalmente.

Con el voto a favor de 106 congresistas, el pleno de diputados dio así su visto bueno al decreto legislativo 10-2017 por urgencia nacional.

El parlamentario Julián Tesucún, del opositor Frente de Convergencia Nacional y presidente de la Comisión del Deporte, destacó la importancia de la aprobación de dicha reforma, pues “con ello se logrará que la Federación Internacional del Fútbol Asociado levante la sanción que mantiene al fútbol guatemalteco, alejado de las competencias oficiales”.

La Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) confirmó el pasado mayo a la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala que los clubes locales no podrán disputar la liga de campeones 2017 y 2018 por la sanción de la FIFA.

El fútbol guatemalteco está suspendido de las competiciones internacionales desde octubre del 2016 porque la Asamblea de la Federación Nacional de Fútbol no avaló la continuidad del Comité de Regularización impuesto por la FIFA.

El Congreso de Guatemala tenía que aprobar las reformas al estatuto que rige a la federación nacional de fútbol para que la FIFA levante la suspensión en su contra y el país pueda retornar a las competiciones de esa institución.

Entre las reformas que pide la FIFA figuran una mayor participación femenina en la dirección deportiva, la prohibición a la reelección indefinida en la Fedefut y la creación de un órgano electoral y otro de ética.