Redacción deportes, 7 may (EFE).- El holandés Tom Dumoulin (Giant), líder del Giro, señaló al final de la segunda jornada que se sentía “muy contento de ser protagonista” en su país y destacó que la etapa había sido “fácil de controlar”.

“Ha sido bastante fácil controlar la etapa y así lo ha hecho mi equipo y otros interesado en anular la escapada. No hemos tenido problemas para mantener la ‘maglia’ rosa y ha sido un día tranquilo y bonito”, dijo en meta.

El ciclista de Maastricht destacó el ambiente que está viviendo en su país con el comienzo del Giro.

“La gente está muy feliz con la carrera. Este país es de bicicletas, las carreteras están abarrotadas y yo me siento feliz de ser protagonista”, concluyó.