Twickenham (Reino Unido), 25 oct (EFE).- El capitán de los Pumas, el ‘hooker’ Agustín Creevy, ha afirmado este domingo, tras caer en semifinales de la Copa del Mundo de rugby ante Australia (15-29), que «hay que levantar la cabeza y pensar ya en el partido del viernes» frente a Sudáfrica.

«Estamos tristes, muy tristes, pero no hay tiempo para reprocharse nada. Hay que levantar la cabeza rápido y pensar en el viernes, que tenemos otra final. No podemos salir campeones, pero queremos ganar a Sudáfrica, ser terceros y entrar en el podio», dijo Creevy en rueda de prensa.

«Para mí significa mucho (el encuentro del viernes), prefiero acabar tercero que cuarto y estar en el podio. Ese es el objetivo principal. Tenemos que hacer un duelo rápido y empezar de nuevo», declaró el capitán.

«Este equipo sigue teniendo ambición, no se va a conformar con poco y reaccionará. El viernes vamos a hacer el mejor partido del Mundial», subrayó Creevy, que estaba acompañado del seleccionador, Daniel Hourcade, en la rueda de prensa, celebrada en el estadio de Twickenham.

Creevy, que se retiró lesionado mediada la primera mitad del duelo ante los Wallabies, aseguró que confía en estar en el partido por la tercera plaza frente a los Springboks (20:00 GMT), pero si no «hay reemplazos muy buenos que pueden hacer las cosas muy bien».

«Dejé todo lo que más pude, sentí un dolor muy fuerte y no pude correr. Mañana me haré un estudio y veremos. Sudáfrica, al igual que nosotros, va a salir con todo. Ojalá pueda estar, pero, si no estoy, hay reemplazos muy buenos que pueden hacer las cosas muy bien», sostuvo.

«Estoy muy contento por el progreso del rugby argentino y por lo que estamos viviendo en los Pumas. Aunque pensamos en el Mundial, tenemos muchos objetivos por delante. Hay equipo para rato y, si seguimos el plan que quiere Daniel, podremos llegar a lo más alto mundialmente», resaltó el capitán argentino.