Río de Janeiro, 24 jul (EFE).- El Comité Olímpico Brasileño (COB) pidió hoy un total esclarecimiento del supuesto caso de asalto sexual en Canadá del que es acusado el waterpolista Thye Mattos Ventura Bezerra, miembro de la selección de Brasil que conquistó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

El organismo deportivo, en un comunicado divulgado en Río de Janeiro, manifestó su condena a cualquier comportamiento violento por parte de los atletas brasileños, de los que dijo que les exige un comportamiento impecable cuando viajan al exterior o representan al país.

«El Comité Olímpico Brasileño condena cualquier comportamiento que envuelva violencia o abuso. Recibimos la lamentable noticia por medio de la prensa local y desde entonces nuestro deseo es que los hechos sean completamente aclarados por la Policía de Toronto y por la Confederación Brasileña de Deportes Acuáticos», según la nota.

El organismo dijo que está a disposición de las autoridades canadienses para colaborar en las investigaciones «dentro de los principios que rigen la acusación, que exige pruebas y amplia defensa».

Agregó que, incluso cuando concluyan los Juegos Panamericanos de Toronto, seguirá trabajando junto con los representantes diplomáticos de Brasil en Canadá para colaborar en la investigación.

La Policía de Toronto informó este viernes que emitió una orden de arresto contra el waterpolista brasileño luego de que una joven de 22 años asegurara haber sido asaltada sexualmente por el deportista.

Según la denunciante, el brasileño la atacó cuando dormía en su casa de Toronto el pasado 16 de julio, horas antes de que abandonase el país tras ganar con su selección la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto.

De acuerdo con su versión, la joven se encontraba ese día en su domicilio con una amiga y dos hombres cuando se fue a dormir y Bezerra entró en su habitación y abusó de ella sexualmente.

El portero de la selección brasileña de waterpolo, por su parte, se declaró inocente en las conversaciones que tuvo con los dirigentes de la Confederación Brasileña de Deportes Acuáticos y alegó que tuvo una relación consensual con la joven que lo acusa del asalto sexual.

La versión del atleta fue dada por el supervisor técnico de la selección brasileña de waterpolo masculino, Ricardo Cabral, en declaraciones que concedió al portal deportivo Globoesporte desde la ciudad rusa de Kazán, a donde el equipo viajó tras los Panamericanos para disputar el Mundial de Deportes Acuáticos de Rusia 2015.

«Él dijo que realmente estuvo con la joven, pero que fue algo consensual. Está sorprendido, muy nervioso. Está muy preocupado porque no sabe lo que puede ocurrir. Dijo que va a llamar a su familia para tranquilizarlos a todos. Pese a que está siendo investigado, ya todos lo señalan. Va a tener que ser fuerte», dijo Cabral.