Madrid, 6 may (EFE).- La eslovaca Dominika Cibulkova, quien este viernes festejó su vigésimo séptimo cumpleaños con el pase a la final del torneo de tenis de Madrid al batir por 6-1 y 6-1 a la estadounidense Louisa Chirico, explicó que “deseaba y esperaba algo grande” como lo conseguido en la Caja Mágica.

“Deseaba y esperaba algo grande como esto. Ha pasado justo ahora, así que estoy realmente feliz. He trabajado realmente duro para esto. Todo ha venido junto en este torneo y solo espero que este sea un paso más hacia lo que quiero conseguir”, indicó.

Campeona este curso en Katowice (Polonia) y finalista en Acapulco (México), la jugadora de Bratislava advirtió que está “preparada” para mantener su buen nivel en la final que le medirá con la vencedora del choque entre la rumana Simona Halep, sexta cabeza de serie, y la australiana Samantha Stosur.

“No me importa quién esté al otro lado de la red”, apuntó una jugadora que, en su camino hacia el definitivo encuentro por el título, venció a la polaca Agnieszka Radwanska, la francesa Caroline Garcia, la rusa Anastasia Pavlyuchenkova y la rumana Sorana Cirstea, además de a la joven jugadora de Nueva Jersey.

Experimentada en grandes citas, ya que en 2014 disputó la final del Abierto de Australia, la eslovaca consideró que lo aprendido en aquel duelo ante la china Na Li le ayudará a afrontar el partido.

“Ya sé cómo me tengo que preparar y cómo me sentiré”, recalcó. “Cuando jugué mis primeras semifinales de Roland Garros, en 2009, iba caminando por la pista y era feliz por el hecho de estar en semifinales. Pero con las siguientes semifinales la historia fue diferente. Quería clasificarme para la final”, señaló.

El título es ahora el ambicioso reto que le aguarda tras imponerse a Chirico en un partido “nada fácil, aunque lo parezca”.

“Jugué realmente bien. Dominé la pista y fui muy fuerte mentalmente. Jugué de manera agresiva, no le dejé hacer su juego así que no pudo dominar con su derecha”, analizó.

Cibulkova comentó igualmente que en los primeros compases del duelo quería aprovechar la novedosa situación que se encontró su oponente, debutante en unas semifinales de un Premier Mandatory.