EFE/EPA/Zoltan Balogh

Budapest, 29 jul (EFE).- El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), que marcó el noveno tiempo este viernes en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Hungría, el decimotercero del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el Hungaroring, declaró en el circuito de las afueras de Budapest que es “relativamente optimista para lo que queda de fin de semana”, aunque “los Ferrari parecen muy fuertes”.

“Probamos diferentes pequeñas cosas para sentirnos a gusto con el coche y creo que tenemos una buena idea y entendimiento de las cosas, así que ojalá mañana seamos capaces de mostrar lo que hemos aprendido”, explicó ‘Checo’, nacido hace 32 años en Guadalajara (Jalisco) y que es tercero en el Mundial, con 163 puntos, setenta menos que el líder, su compañero el neerlandés Max Verstappen.

“Eso debería sera extrapolable tanto a ritmos con alto y bajo nivel de combustible; y soy relativamente optimista para lo que queda de fin de semana”, comentó el bravo piloto tapatío, tres veces ganador en la F1 -una de ellas este año, en Mónaco- y que viene de acabar cuarto el pasado domingo en Francia, donde la mala suerte después de la reanudación de la carrera después de un coche de seguridad virtual lo privó de un podio al que desea volver a subirse este domingo en el Hungaroring.

“Pero los Ferrari está claro que parecen muy fuertes”, precisó ‘Checo’, que cuenta 21 podios en la categoría reina, seis de ellos este año.

“Son muy rápidos, pero si mañana llueve las cosas se pueden mezclar un poco y podemos estar ahí arriba con ellos”, opinó el mexicano de Red Bull.

“Mañana tenemos que intentar que todo encaje en la calificación; y eso es lo que espero”, manifestó este viernes, en el Hungaroring, Sergio Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.