Raleigh.- Martin Necas anotó su segundo gol del juego para romper un empate con 3:53 restantes, y los Carolina Hurricanes vencieron a los Tampa Bay Lightning 4-3 el sábado por la noche en un enfrentamiento entre los dos mejores equipos de la División Central.

Necas, quien también tuvo dos asistencias, puso a los Hurricanes por delante en una jugada de poder, con Dougie Hamilton recibiendo una asistencia para extender su racha de puntos récord de franquicia para un defensa a 14 juegos.  Esa es la racha activa más larga en la NHL para cualquier jugador.
Los goles de Cedric Paquette y Sebastian Aho en un lapso de 62 segundos al comienzo del segundo anudaron el marcador.  Necas adelantó a Carolina con su primer gol más adelante en el período.  Necas tiene 17 puntos (siete goles, 10 asistencias) en 13 partidos este mes.  La salida de cuatro puntos, el máximo de la temporada, coincidió con la mejor de su carrera.

"Nunca le ha faltado confianza", dijo el entrenador de los Hurricanes, Rod Brind’Amour.  "Desde el primer día, siempre ha intentado hacer jugadas".

Con las lesiones de los delanteros de Carolina Vincent Trocheck y Teuvo Teravainen, las contribuciones de Necas han sido fundamentales.  Tiene la mayor cantidad de puntos en el equipo este mes.

Blake Coleman y Pat Maroon anotaron en el primer período y Mathieu Joseph empató el juego 22 segundos en el tercero para Tampa Bay.

El portero de los Hurricanes, James Reimer, hizo 19 paradas.  Andrei Vasilevskiy detuvo 36 tiros para el Rayo del primer lugar.
Los campeones defensores de la Copa Stanley, que tienen una ventaja de un punto sobre los Hurricanes, han perdido juegos consecutivos por primera vez desde el 15 y 20 de febrero. Carolina también logró la segunda derrota en ese set.

"No ganamos esta noche porque nos agotaron", dijo el entrenador de Lightning, Jon Cooper.  Coleman convirtió para el primer gol después de que Reimer no pudo cubrir el disco.

Desde que se unió a los Hurricanes en un intercambio a mediados de febrero, Paquette ha marcado dos de sus tres goles contra Tampa Bay.  Jugó en el equipo por el título del año pasado para los Lightning.

Los Hurricanes mantuvieron una ventaja de 28-11 en tiros en los dos últimos períodos.  Vasilevskiy estaba a la altura de la tarea del Rayo.
Fue el primer juego de Carolina en casa desde que el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, anunció que las instalaciones deportivas bajo techo podrían albergar hasta un 50% de capacidad.  Eso hubiera significado más de 9.000 espectadores en PNC Arena.
Sin embargo, el equipo limitó la cantidad de boletos adicionales disponibles para cumplir con otros protocolos.  La asistencia se registró en 4.433.

El equipo anunció que se vendieron todas las entradas disponibles.
Una vez que se permitió a los fanáticos a principios de este mes, la asistencia se había limitado a no más del 15% durante los últimos seis juegos en casa.
Los Hurricanes  son 11-1-3 en casa.  Los dos últimos enfrentamientos de la temporada entre Carolina y Tampa Bay son el 19 y 20 de abril en Tampa, Florida.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *