Madrid, 3 may (EFE).- La española Carla Suárez, que compitió con fiebre ante la alemana Sabine Lisicki, explicó que pasó “una noche realmente mala”, por lo que valoró de manera positiva su victoria en dos mangas (6-3 y 6-2) ante la número 50 del mundo en la segunda ronda del torneo de tenis de Madrid.

“Me siento feliz. Tuve una noche realmente mala y no me esperaba un partido en dos sets, tal y como estaba hoy. He intentado estar en pista y luchar punto a punto, juego a juego. Mi rival no ha hecho un partido bueno y lo he podido aprovechar. La verdad es que se agradece haber ganado en dos sets”, señaló en rueda de prensa.

La grancanaria afirmó que, dado su estado físico, “lo más importante era ganar” y mantener su progresión en una cita a la que llega “realmente motivada”.

Preguntada acerca de una hipotética retirada, Carla Suárez subrayó que no es una opción. “Si hubiera estado en otro torneo me lo hubiera planteado, pero estando aquí, en Madrid, en ningún momento se me ha pasado por la cabeza”, dijo.

La única española en el cuadro individual femenino indicó que durante el choque tuvo fiebre y dolor de cabeza, además de malestar estomacal. “Tengo como una gripe, un catarro o como lo llamen aquí en la península”, bromeó.

En las próximas horas intentará recuperarse en su hotel de cara al duelo de octavos de final de mañana, ante la australiana Samantha Stosur, quien accedió directamente a la siguiente fase por la retirada de la checa Lucie Safarova.

“Saca muy bien, tiene una derecha muy buena y mucha experiencia en el circuito. Será un partido complicado. Me conoce y será un partido donde tendré que estar atenta, avispada a la hora de restar y ver si me recupero y puedo estar preparada para jugar”, agregó.

Preguntada por la eliminación de las tres primeras cabezas de serie (la polaca Agnieszka Radwanska, la alemana Angelique Kerber y la española Garbiñe Muguruza), Carla Suárez lo vinculó a la igualdad del circuito femenino.

“Cada semana jugadoras con un ránking más bajo ganan a jugadoras ‘top’. Esto no quiere decir que yo tenga más oportunidades. Lo he dicho muchas veces: el partido más importante siempre es el siguiente”, remarcó.

La grancanaria, octava cabeza de serie en la Caja Mágica, comunicó asimismo su renuncia al cuadro de dobles, en el que competía junto a su compatriota Garbiñe Muguruza, eliminada anoche.

De ese partido, ante la rumana Irina-Camelia Begu, Carla Suárez vio únicamente el tercer set. “Garbiñe tenía opciones de hacerlo bien aquí. Lo importante es que se recupere, se anime y esté al cien por cien para Roma”, sentenció.